Más intolerantes que nunca

Los delitos de islamofobia se multiplican y afectan especialmente a mujeres, a niños y a colectivos que defienden sus derechos

Isabel Romero y Amparo Sánchez de la Platafoma Ciudadana Contra la Islamofobia /

Las denuncias por delitos de islamofobia no paran de crecer. Lo han hecho exponencialmente en este último año, según la memoria de la Plataforma Ciudadana contra la Islamofobia.

Entre 2014 y 2016, los delitos pasaron de 49 a 573. Lo más grave es que se consolida la islamofobia contra los refugiados y que se detecta un crecimiento de agresiones y delitos islamófobos contra mujeres y contra niños, en ámbitos como la calle o la escuela.

Dice además la estadística que antes de un delito o de una agresión de este tipo siempre hay caldo de cultivo que 'promueve a esta agresión', ya sea un discurso de odio, en un acto político, religioso, particular o colectivo, en las redes sociales, o en internet, un medio que ayuda a la difusión de este tipo de agresiones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?