¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El permiso de fracking 'Luena' ya es historia

El Ministerio de Industria tramita ya la orden para formalizar la extinción del mismo, tal y como solicitó por unanimidad el Parlamento de Cantabria

Fracking en Cantabria. /

Repsol renuncia al permiso de fracking Luena y el Ministerio de Industria tramita ya la orden para formalizar la extinción del mismo, tal y como le ha solicitado por unanimidad el Parlamento de Cantabria.

Las intenciones de la multinacional energética de explorar si hay gas en el subsuelo para extraerlo mediante fracking se han disipado. Para Repsol, Luena ha dejado de estar en su cartera de activos y su nicho de negocio ahora se centra en otros proyectos productivos más avanzados.

Ha sido el caballo de batalla de asociaciones antifracking, de ingenieros, geólogos, políticos y en, definitiva, de una mayoría social en Cantabria. A nivel de empresa, según ha sabido esta emisora, no van a iniciar ningún trabajo exploratorio sobre el terreno.

Repsol renuncia al proyecto de exploración de hidrocarburos; al permiso concedido por el Ministerio de Industria, en 2011, para sondear si hay o no gas en el subsuelo y extraerlo mediante fractura hidráulica.

Una técnica que esconde muchos interrogantes, según los expertos, y que consiste en la inyección de agua a gran presión junto con aditivos químicos, para provocar fracturas y fisuras en la roca permitiendo que el hidrocarburo, si lo hay, fluya hasta el pozo.

Desde que Repsol compró la petrolera canadiense Talisman Energy, la compañía ha focalizado su actividad en otros nichos de negocio. El abaratamiento del petróleo, subrayan, tampoco ha favorecido al fracking como técnica de extracción alternativa.

El colectivo antifracking por tanto está hoy de enhorabuena en Cantabria y ha ganado la batalla.  Ahora, toca formalizar la extinción del permiso mediante orden ministerial. Y eso es precisamente lo que ha pedido el Parlamento de Cantabria al Ministerio de Industria. La cámara regional ha trasladado la voluntad de los cántabros que durante los últimos años se ha manifestado en innumerables ocasiones en contra del fracking.

Desde el Ministerio confirman que se está tramitando la orden para formalizar la extinción del permiso, caducado desde el pasado mes de enero sin que Repsol haya emprendido labores de investigación.

A Cantabria, todavía le quedan frentes abiertos. Preocupa, sobre todo el permiso Bezana y Bigüenzo que afecta al sur de Cantabria y que el ministerio concedió en 2009 a Gas Natural.

Cargando