¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Nueva confrontación PSOE-PP en el pleno de la Diputación

La compatibilidad de la administrativa del grupo socialista, Raquel Pascual, cruza acusaciones entre gobierno y oposición

Pleno de la Diputación Provincial de Zamora /

El Pleno de la Diputación de Zamora, ordinario de mayo, no tenía prácticamente contenido en el orden del día, pero dejó varios cruces de acusaciones en la dialéctica de oposición y equipo de gobierno. En concreto en el único punto del orden del día: la compatibilidad de la administrativa del Grupo Socialista Raquel Pascual, alcaldesa de San Miguel de la Rivera y ex diputada provincial. Pidió la compatibilidad, que le ha sido aprobada, para ejercer el cargo de confianza y su labor en su empresa de asesoría y consultoría en Zamora.

El problema es que esta compatibilidad fue pedida tras la apertura de un expediente administrativo por parte de la Diputación, tanto por la presumible situación irregular de Raquel Pascual, como por el hecho de que ocultó esa posible incompatibilidad de funciones en su declaración de transparencia, según remarcó el portavoz del PP, Aurelio Tomás.

Todo eso echó en cara el portavoz del PP, Aurelio Tomás, al grupo socialista, recordando las críticas de los socialistas a otros casos de incompatibilidad de miembros del PP o cercanos al PP (menos trascendentes en su opinión), como ocurrió en su día con el diputado José Luis Prieto Calderón.

Y el portavoz del PSOE, Antonio Plaza, acusó al PP de aplicar la ley a su antojo y presionar con su discurso al secretario general de la corporación, que es el funcionario instructor del expediente a Raquel Pascual… Acusación que provocó la primera intervención de la presidenta María Teresa Martín Pozo, para calmar la situación.

Sin embargo, el portavoz popular Aurelio Tomás, volvió a insistir para dejar en evidencia al PSOE con este asunto, afirmando que Raquel Pascual asesora a ayuntamientos, que es su labor en el Grupo Socialista, pero “Cobrando” afirmó. Y no sólo a un ayuntamiento, sino a varios, añadió Aurelio Tomás.

En el turno de las mociones, el Pleno de la Diputación aprobó una moción conjunta sobre la sequía y otra para pedir al Gobierno la reversión de Montelarreina al Ayuntamiento de Toro. También aprobó otra moción de Ciudadanos sobre el acoso escolar. Las restantes mociones de PSOE e IU no superaron el trámite de urgencia.

E IU presentó una pregunta y un ruego para reclamar que se cumpla lo comprometido con el Museo de la Memoria de la Tragedia de Ribadelago. Algo que la presidenta de la Diputación afirmó que está pendiente de una memoria valorada del proyecto. “No depende de nosotros”, concluyó la presidenta.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?