¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Xulio Ferreiro: "Algo no se está haciendo bien en En Marea"

Xulio Ferreiro y Aida Pena /

El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, considera “un error” abandonar “el espíritu de confluencia que anima En Marea” para “apostar por una línea más tradicional” que “homologa” a la formación con “los partidos clásicos”, algo que “muchas personas en nuestra sociedad consideran agotado y buscaban la frescura y la novedad”. “Es algo que no se está haciendo bien”, concluye.

Ferreiro, líder de Marea Atlántica, asegura que el actual debate en el seno de la formación “no tiene que ver con la portavocía ni con puestos concretos” sino con “dos formas diferentes de entender el papel que debe ocupar En Marea en el espacio político gallego” y su respuesta “a personas que ilusionamos en las elecciones municipales de 2015 y que, a lo mejor, se están dejando de sentir interpeladas por estas formas de hacer política”.

APROBACIÓN DEFINITIVA DE LOS PRESUPUESTOS

Ferreiro “cruza los dedos, porque nunca se sabe” a la espera de que mañana se resuelvan las alegaciones a los presupuestos del ayuntamiento de A Coruña. Recuerda que la aprobación inicial fue consecuencia de la moción de confianza por la “imposibilidad, otra vez” que tuvieron PP y PSOE “para ponerse de acuerdo en construir” ya que “sólo lo hacen para intentar poner dificultades a la gestión ordinaria del gobierno”.

No se arrepiente de haber puesto su cargo en juego porque Marea Atlántica considera que los presupuestos eran “prioritarios” a la alcaldía. “Si PP y PSOE no eran capaces de ponerse de acuerdo para formar un gobierno alternativo, lo que haría cualquiera que tuviese la ciudad como primera prioridad es dejar gobernar a quien está”. Sin embargo, tras la aprobación inicial, “tenemos un intento de recortar servicios e inversiones” con unas alegaciones que ni hacen “bien” a la ciudad ni dan “rédito político” a la oposición. “Lo único que quieren es recortar y obligar al gobierno a prescindir de ciertas previsiones de ingresos absolutamente ajustadas, como se demostró el año pasado: acertamos en la previsión de ingresos y la ejecución fue prácticamente del 100%”.

Por eso, aunque cree que la posibilidad de ruptura “está muy lejos”, el próximo plenario debe llegar “a una línea clara que no desoriente”. “Hay que buscar una solución porque no tiene sentido construir la organización contra amplios espectros de la sociedad y contra las sensibilidades que están dando más frescura y más ilusión a muchos proyectos municipales y formas de hacer política”.

El regidor coruñés tampoco considera “acertada” la forma en la que se designó la coordinadora de En Marea, por la decisión de Luís Villares de “romper” con la lista unitaria y el documento político “que ganó las primarias” y “apoyarse en dos listas más pequeñas para sacar una mayoría”.

OFENSIVA CONTRA LAS MUNICIPALIZACIONES

Ferreiro ve “una ofensiva clara del PP” contra la “recuperación de servicios para los público”. Primero fue por la vía judicial, usando a la abogacía del Estado para recurrir “sistemáticamente” las municipalizaciones y, después, con la disposición final del proyecto de Presupuestos Generales del Estado que impide la subrogación de trabajadores y provoca “un conflicto claro” para los gobiernos municipales que “deben elegir entre continuar con servicios privatizados o recuperarlos pero sin personal”.

Frente a la ley, “que nos dice que la primera opción para gestionar servicios debe ser siempre desde lo público”, detecta “una pretensión de externalización y de seguir alimentando una maquinaria empresarial que en muchos casos presta sus servicios correctamente pero que, en otros, como se está viendo en los procesos judiciales abiertos son mecanismos de financiación de partidos y de corrupción”.

“El PP no cree en la gestión pública por una cuestión dogmática” a la que suma la “connivencia” con empresas “muy poderosas” que, “cerrada la vía tradicional de la obra pública y la promoción inmobiliaria, se metieron en los servicios cerrando el paso a la pequeña y mediana empresa que sí podría ser auxiliar de servicios públicos municipalizados”, mientras que hoy se queda fuera por las subcontratas dentro de los propios grandes grupos.

HONESTIDAD Y PRIORIDADES

A punto de llegar al ecuador del mandato, Ferreiro no se arrepiente “de ninguna manera” de haber dado el salto a la política. Esta semana presentó en el Foro de Radio Coruña-Cadena SER la charla de Joaquín Estefanía sobre su libro “Abuelo, ¿cómo habéis consentido esto?” y allí aseguró que “decidí dar el paso para evitar esa pregunta” y poder decir a sus hijos que “mientras todo esto estaba pasando hubo gente que abandonamos cierta comodidad en nuestra vida para asumir una responsabilidad”. “Dejar de protestar en las barras de los bares y en los sofás y tratar de hacer algo, con mayor o menor éxito pero, al menos, intentarlo”.

En estos dos años, Marea Atlántica ha aportado “una forma distinta de hacer las cosas”, como los canales de participación abiertos “desde el primer día”. “Si uno se pone hace cuatro años pensar que el alcalde y todo el gobierno municipal iban a estar una vez al mes en un centro cívico a pecho descubierto ante las preguntas de la ciudadanía…”. Está convencido de que, hoy, “nadie duda de que en A Coruña, como en tantas otras ciudades, existe un gobierno honesto que sustituyó unas prioridades por otras”.

El regidor asegura tener su cabeza “enfocada” en la alcaldía y la ciudad y no busca otras metas. “Adquirí un compromiso por cuatro años, lo voy a cumplir y, si los electores quieren, estaré otros cuatro aquí en el ayuntamiento”. Después, su previsión es “intentar llevar una vida lo más normal posible”.

BEATRIZ MATO: BALANCE "NULO"

En esa próxima cita con las urnas podría competir con la conselleira Beatriz Mato. “Es el PP el que tiene que decidir si le parece una buena candidata”. Él considera que su nivel de compromiso con la ciudad es “nulo”. “Augas de Galicia lleva años sin hacer inversiones en nuestra ciudad, la ría de O Burgo está como está…”. Tampoco salva su paso por la Consellería de Traballo. No nombra la Operación Zeta pero sí señala que hubo “determinadas cuestiones relacionadas con los cursos de empleo”. “Le pasó desapercibido todo lo que se estaba moviendo por ahí debajo” y recuerda que en A Coruña tuvo una “importante” repercusión, “como está teniendo ahora en Ourense”. Aunque en lo personal mantienen “buena relación”, considera que la “carta de presentación en la ciudad” de Mato, teniendo en cuenta “lo que hizo por ella mientras estuvo en otras responsabilidades” es “cativa”.

Niega que frente a la imagen “monolítica” con la que el PP prepara las municipales, en las Mareas haya “caos ni descoordinación”, sino que las cosas se hacen “de forma diferente”. “No funcionamos como un partido tradicional, se trabaja en red desde la autonomía municipal y el respeto a los proyectos locales”. Para el alcalde “nunca fue una buena experiencia que todas las instituciones de un país estén gobernadas por la misma gente”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?