¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Colegio de enfermería liquida la última posibilidad de participación de sus colegiados

Sin haber registrado en la Consejería de Presidencia los estatutos que avalan el cambio de representación en la Asamblea, de un enfermero un voto al sistema de compromisarios, el CODEM ha realizado las elecciones. Comicios a los que, una vez más, no han dado publicidad. Casi todos los compromisarios elegidos están o han estado relacionados con el SATSE.

47.000 mil enfermeras, obligadas a pagar al CODEM para poder trabajar, se han quedado sin ninguna posibilidad de participar en la gestión de su colegio profesional. El pasado mes de diciembre, después de la afiliación masiva de delegados sindicales del SATSE y gente afín de otras regiones, para participar en la Junta General Ordinaria, se aprobaron los presupuestos y el cambio de estatutos que cambió el sistema de voto directo al de compromisarios. Ahora el Colegio Oficial ha vuelto a realizar unas elecciones fantasma, sin contar con los colegiados, esta vez para la selección de compromisarios.

El colegio, que gestiona nueve millones de euros anuales, ya puede hacer y deshacer a su antojo porque los 59 compromisarios elegidos son todos "de los suyos". Según la Asociación Madrileña de Enfermería todos tienen o han tenido relación con el sindicato SATSE o con su fundación FUDEN. Las elecciones se convocaron y se celebraron sin publicidad el pasado mes de marzo. Ningún colegiado recibió la información por correo electrónico. Había profesionales que estaban interesados en participar, de hecho estaban pendientes de la publicación de la convocatoria, y no se enteraron.

Estamos, de nuevo, dice Alda Recas portavoz de AME: "ante un proceso poco transparente y antidemocrático. Con estas elecciones han conseguido callarnos definitivamente. No hay nadie entre los compromisarios que no esté relacionado con el sindicato SATSE. Este sindicato ha tomado definitivamente el control del colegio oficial".

El CODEM abrió plazo para inscribirse entre el 22 y el 24 de marzo. "Nadie se enteró", dice Recas, "para recoger avales había algo más tiempo pero si ya no estabas inscrito no podías hacer nada. Pese a todo, una compañera decidió presentarse. En un día consiguió 70 avales frente a los 35 que obtuvo el candidato con más apoyo del resto. El CODEM anuló su candidatura porque la consideró fuera de plazo".

Cargando