¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EL MIRADOR

Estación central

Una estación del siglo XXI. Ese sería un buen eslogan si el soterramiento de las vías y la necesidad de remodelar el entorno de la estación no se hubiesen proyectado en el siglo XX. Por eso llama la atención la visita sorpresa a Valencia que ha realizado esta semana el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, con una nueva propuesta, rebajada sobre la anterior, para poner en marcha la operación del parque central.

Hablamos de una inversión de 170 millones que cubriría el 50% del coste del canal de acceso para el soterramiento de las vías. La otra mitad del coste de esta infraestructura tendrían que ponerlo Ayuntamiento y Generalitat. La nueva estación y el tunel pasante quedarían pospuestos a futuro.

¿Hay que agradecer al Gobierno su voluntad de reactivar el proyecto tras años de parálisis? Mejor esperar a que arranquen las obras. El enorme retraso acumulado en el corredor ferriviario mediterráneo, el deterioro de Cercanías, el desprecio hacia el tren de la Costa, el estado de la línea Sagunto-Zaragoza y la falta de apoyo al transporte metropolitano en la Comunidad Valenciana no animan precisamente a ser optimistas.

Y esto solo por lo que se refiere al ferrocarril. Las carreteras y los puertos mejor los dejamos para otro día.

Cargando