¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Empresa acusada de fraude alimentario asegura que fue un error ya subsanado

La Guardia Civil dice que hay 14 personas que han pasado a disposición judicial, la empresa lo niega

La empresa burgalesa Eurofrits, acusada de etiquetar productos cárnicos aludiendo a un porcentaje de vacuno que no era real, asegura que se trató de un "defecto en el etiquetado de algunos productos" subsanado desde diciembre de 2015 y que "no conllevó riesgo para la salud pública".

Según la información facilitada hoy por la Subdelegación del Gobierno en Burgos, la Guardia Civil constató que, al menos desde 2002, los diferentes elaborados en la planta, distribuidos generalmente como ultracongelados, podían llegar a contener menos del 25 % de carne de vacuno, aunque en la etiqueta señalaba porcentajes muy superiores. Esa misma nota de la Subdelegación del Gobierno señala que, fruto de esta operación, se han detenido y puesto a disposición judicial a 14 personas por los delitos de Estafa y Contra los Derechos de los Consumidores.

Sin embargo, la empresa asegura que es "completamente falso" que, a día de hoy, se haya detenido ni puesto a disposición judicial a persona alguna de la empresa Eurofrits.No obstante, reconoce que existe un procedimiento judicial abierto, con el que Eurofrits colabora de forma totalmente transparente y en el que ha facilitado toda la documentación que le ha sido requerida. Según la nota de Eurofrits, el origen de este proceso judicial se corresponde con la denuncia de un ex empleado que fue despedido de forma procedente por una estafa reconocida por él mismo en sede judicial y contra el que hay interpuestas sendas querellas crimínales.

La empresa asegura que todos los etiquetados de sus productos se ajustan de forma rigurosa a la normativa vigente, y son totalmente "correctos y transparentes". Además, indica que todos los productos que elabora Eurfrits están certificados por entidades independientes y, en el caso concreto de los productos cárnicos, la empresa certificadora es Silliker. También niega tajantemente que exista alguna sentencia judicial que determine la existencia de ningún delito de fraude y estafa contra los derechos de los consumidores en el que esté involucrada la empresa Eurofrits.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?