¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Duchas frias, comida caducada, edificios ruinosos... llevan al cierre a varios centros de menores

El gobierno del PP no hacía apenas inspecciones y, por ello centros de acogida de menores como el Monteolivete de Valencia o el de Segorbe han acumulado irregularidades

Centro de recepción de menores de Monteolivete /

La Conselleria de Igualdad y Políticas inclusivas cierra o traslada a los menores de cuatro centros de acogida de menores de la Comunitat Valenciana por el mal estado de sus instalaciones y, en algunos casos, por sospechas de mala atención y mal trato a los menores. Los centros son el de recepción de Monteolivete de Valencia, el centro de Segorbe, y el centro de El Carmen de Valencia. Además, hay otros dos centros que, por distintas razones, o revierten a lo público, como el de Buñol, o se traslada a los niños, como el de Penyeta roja de Castellón.

La vicepresidenta y consellera de Igualdad, Mónica Oltra asegura que el anterior gobierno del PP en el Consell, había, prácticamente, renunciado a la labor inspectora de los centros de menores. Hay 80 centros de acogida, la Generalitat tiene 3.805 menores tutelados y, de ellos, el 30% viven en centros. Según la documentación encontrada, o mejor dicho, la no encontrada, entre los años 2012 y 2015, sólo se realizaron seis informes, dos por año. De 80 centros.

Por tanto, la primera medida adoptada por el gobierno del Botànic, fue realizar una exhaustiva inspección y sus respectivos informes. Tras los que se han tomado una serie de medidas, con un objetivo primordial: el de desistitucionalizar al mayor número de menores posible, siguiendo el lema de "mejor en familia":

Tras las inspecciones realizadas, están estudiando la mejor solución para los menores acogidos en ocho centros regentados por el colectivo Emaús que arrastra una deuda de más de 23 millones de euros.

Se ha trasladado a todos los menores acogidos en el centro de recepción de Monteolivete, por hallarse en una situación de auténtico abandono y casi ruina las instalaciones. Se han trasladado a los centros de la Pobla de Vallbona, Burjassot, a dos pisos públicos que se abren en Valencia, y al centro de Bunyol que cuando acabe el actual contrato será revertido a lo público.

Y se ha trasladado así mismo a los 18 menores que se enecontraban en el centro "La Resurreccción" de Segorbe, regentado por una congregación religiosa, en el que la inspección ha detectado indicios de maltrato, se les daba poca comida y caducada, y se les alojaba en instalaciones obsoletas, e incluso peligrosas. Los 21 menores de Penyeta Roja de Castellón, han sido trasladados porque las instalaciones carecen de autorización, aunque este centro funcionaba perfectamente. Y seis menores de El Carmen de Valencia, han sido también trasladados porque Conselleria no ha renovado el concierto.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?