¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Columna

Fernando Marcos, un concejal “bendítamente atípico”

Entre las ideas que parió, en compañía de Alicante Accesible, fue establecer un necesario mapa de itinerarios sin barreras para personas con diversidad funcional

Esas baldosas que se colocan en las esquinas y advierten a las personas invidentes del riesgo que plantea cruzar una calle se llaman baldosas podotáctiles.

Fernando Marcos no deja de ser un concejal, como diría el cantautor Facundo Cabral, “bendítamente atípico”. Llegó lleno de proyectos a una concejalía de alto riesgo de electrocución como la de Movilidad, Accesibilidad y Seguridad, en especial en Alicante. Y entre las ideas que parió, en compañía de Alicante Accesible, fue establecer un necesario mapa de itinerarios sin barreras para personas con diversidad funcional.

Entonces, decía que quería hacer más humana esta ciudad. El problema es que en política no hay baldosas podotáctiles, como las que él quiere que no falten en esta ciudad. A lo mejor, deberían existir, si la política no se pareciera tanto a una pista de autos de choque.

En fin, no obstante, volviendo a las baldosas, hay de dos tipos: las que advierten de peligros y las que guían o dirigen. Visto lo visto, no parece una mala metáfora que todos nos podíamos aplicar.

Cargando