¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ÚLTIMA HORALa policía detiene a tres hombres por su relación con el atentado en Mánchester

ÁNGEL SANTIAGO RAMOS

Lo que queda de los socialistas

La opinión de Ángel Santiago Ramos

El próximo domingo los socialistas deberán elegir quién será el líder del partido en el futuro más inmediato. Todo es tan efímero en política en estos tiempos que no hay previsiones fiables de durabilidad más allá de los doce meses.

En León, todo un ejemplo de la ruina política en que se ha convertido esta organización en los últimos 20 años, los casi tres mil fieles que aún le quedan están divididos en dos mitades.

La insultante y abrumadora implicación del ex presidente Zapatero en este proceso degrada aún más su ya débil imagen política y ciega su candidatura preferida de cargos institucionales y orgánicos. De estómagos agradecidos.

Él ha resucitado a muertos como Manuela Murias, Angel Capdevila o Miguel Martínez; y ha puesto de rodillas a los dos únicos parlamentarios leoneses ( Graciliano Palomo y Maria Aurora Florez) y a una mayoría de los escasos alcaldes y procuradores que aún le quedan en la provincia a estas siglas.

Nada es más pernicioso para un alcalde o aspirante a ello, que entretener su tiempo en implicarse en tinieblas orgánicas. Y a esto llevan jugando tiempo, entre otros, José Miguel Palazuelo, Nicanor Sen, José Antonio Díez o Maria Eugenia Gancedo.

En las últimas décadas, los socialistas europeos han caído en votos entre veinte y treinta puntos. Los cambios sociales y económicos, la aparición de nuevas fuerzas políticas, votantes más heterogéneos y la empanada mental de los cuadros dirigentes están poniendo a estas organizaciones al borde del abismo.

En León, algunos cargos con poder institucional han ido demasiado lejos en sus amenazas, menosprecio o insinuaciones no confesables en público hacia compañeros a los que no les gusta Susana. Alguno, incluso ha hecho broma con las cosas de las cunetas.

Han ido demasiado lejos como para poder volver.

Cargando