¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

OBITUARIOMuere el fiscal general del Estado, José Manuel Maza

Europa en juego en el Calderón

El Athletic está obligado a calcar el resultado de la Real Sociedad en Vigo

EFE Miguel Toña / ()

El Athletic Club encara la visita de este domingo al Atlético de Madrid, en la que los colchoneros despiden el Vicente Calderón sin jugarse ya nada en el aspecto clasificatorio, con la intención de certificar la clasificación europea por la que pelea con el Villarreal y la Real Sociedad.

El equipo de Ernesto Valverde no se puede plantear de salida otra cosa que no sea ganar, ya que necesita los tres puntos y que el Villarreal no venza en Mestalla para ser quinto, el único puesto que asegura la Liga Europa sin tener que jugar previas antes de que se dispute la Copa del Rey.

Y también debe al menos igualar el resultado de la Real Sociedad en Balaídos para no caer a la séptima plaza, que no tendría premio europeo si el Alavés le gana al Barcelona la final de Copa.

A un choque de esa trascendencia llega el Athletic recuperando a Aymeric Laporte, baja la última jornada por sanción, pero con las dudas de Iñaki Williams, con una distensión de ligamento lateral interno, y Mikel Balenziaga, que sufre una sobrecarga.

Ambos son piezas clave para Ernesto Valverde y para los dos la primera opción de relevo es Iñigo Lekue, confirmado este curso, cuando no titular, el primer reserva en los cuatro puestos de banda.

De no jugar ni Williams ni Balenziaga, si Valverde opta por Lekue en ataque, el lateral izquierdo sería el recuperado Enric Saborit, baja por lesión ante el Leganés; y si el 'txingurri' prefiere a Lekue de lateral, el extremo derecho quizás sería Markel Susaeta.

Para el resto de la alineación se esperan con seguridad a los habituales Kepa, de nuevo citado por Julen Lopetegui, entre palos; De Marcos y Yeray, en defensa; San José y Beñat en el doble pivote; y Muniain, Raúl García y Aduriz, en ataque.

Salga quien salga, el choque se le perfila más que complicado a un Athletic últimamente casi siempre superado en el Calderón por uno de los rivales, el Atlético del Cholo Simeone, que más se le ha complicado en la exitosa segunda época de Valverde en el banquillo.

Los leones no ganan en el estadio colchonero desde 2011, es decir, desde antes de que se iniciase esa segunda era Valverde que podría terminar mañana mismo, ya que al técnico nacido en Viandar de la Vera se le espera en el FC Barcelona.

De conseguir el billete europeo, Valverde cerraría su segundo paso por el banquillo de San Mamés siempre en Europa. Algo que no se recordaba en Bilbao desde los primeros años 80 del Siglo XX, los de la última tacada de títulos bilbaínos liderados por Javier Clemente.

El Calderón cierra este domingo más de 50 años de partidos de Liga con un 'clásico' del fútbol español entre el Atlético de Madrid y la emotividad de su último encuentro oficial en ese estadio contra el equipo que inspiró el nacimiento del club colchonero.

El conjunto madrileño no se juega absolutamente nada en la tabla, ya tiene el tercer puesto asegurado desde el pasado domingo, pero sí en el aspecto emocional por lo que supone el partido, el último que jugará de competición en la que ha sido su casa desde el 1-1 del 2 de octubre de 1966 ante el Valencia hasta el adiós de este domingo.

El Vicente Calderón, del que se mudará ya a partir de la próxima temporada al Wanda Metropolitano, a 17 kilómetros por carretera del actual campo rojiblanco y con 12.000 espectadores más que ahora, es más que un estadio para los entrenadores, los jugadores y los aficionados que han disfrutado y sufrido allí desde hace 50 años.

Un plus y un aliciente extra este domingo para el Atlético, un equipo siempre con la proposición de ganar cualquier partido, haya o no haya algo en juego. Un ejemplo, y un aviso a la vez para el Athletic, es la última cita del curso pasado, cuando venció 2-0 al Celta, que se jugaba Europa, cuando ya era tercero matemáticamente.

El Atlético, con catorce triunfos, cinco empates y dos derrotas en sus 21 partidos de la Liga de 2017 y con nueve victorias en sus últimos doce choques de esta competición, se encuentra de nuevo con un problema recurrente a lo largo de todo este ejercicio: las bajas, seis para el encuentro de este domingo entre lesiones y sanciones.

No están disponibles ni sus dos laterales derechos, Juanfran Torres y Sime Vrsaljko, fuera de los siete y trece encuentros más recientes, respectivamente, ni su recambio desde entonces, José María Giménez, ni el lateral izquierdo Filipe Luis, ambos por cinco amarillas, ni el central Diego Godín. Tampoco Augusto Fernández.

El entrenador argentino Diego Simeone, que sólo puede contar con dos defensas del primer equipo, Stefan Savic y Lucas Hernández, para el choque de este domingo, encara otra reinvención que apunta a Thomas Partey en el lateral derecho -ya ha jugado ahí un partido completo y dos parciales- y a Saúl Ñíguez en el centro de la zaga.

La reubicación de Saúl recolocará a Koke Resurrección en el medio junto a Gabi Fernández, con Yannick Carrasco por una de las bandas, con Nico Gaitán o Angel Correa por la otra y con Antoine Griezmann con un puesto fijo en la delantera rojiblanca. Su compañero de ataque saldrá entre Fernando Torres, más probable, o Kevin Gameiro.

- Alineaciones probables: Atlético de Madrid: Oblak; Thomas, Savic, Saúl, Lucas; Carrasco, Gabi, Koke, Gaitán; Griezmann y Fernando Torres.

Athletic Club: Kepa; De Marcos, Yeray, Laporte, Balenziaga; San José, Beñat; Williams o Lekue, Raúl García, Muniain; y Aduriz.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?