¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La feria de ayer

Un recorrido fotográfico por 157 años de feria de Córdoba desde 1860 hasta 2017 a través de los fondos bibliográficos y la fototeca del Archivo Municipal del Ayuntamiento de Córdoba

Feria de Ganado 1912 en Córdoba /

En 1284, Sancho IV otorgó al entonces Concejo de Córdoba el privilegio de celebrar dos ferias al año, una de ellas durante el mes de mayo. Felipe II, confirmó ese privilegio en 1564, consolidándose dos ferias en la ciudad, vinculadas con la trata y venta de ganado y con la agricultura.

Cartel de la Feria de Córdoba de 1860 / Archivo Histórico Municipal de Córdoba

En el Archivo Histórico Municipal del Ayuntamiento de Córdoba se conservan los dos documentos: la sobrecarta el privilegio otorgado por Sancho IV a la ciudad de Córdoba, con fecha 5 de agosto de 1284 en Sevilla, por el que concede al concejo de la ciudad la facultad de celebrar feria dos veces al año y la confirmación el 1 de octubre de 1564, en El Escorial, de la real Cédula de Felilpe II, ordenando la confirmación del privilegio.

Carta de confirmación del privilegio por parte de Felipe II / Archivo Histórico Municipal de Córdoba

Pero el archivo es una puerta abierta a esa máquina del tiempo que nos muestra otros aspectos relevantes de cómo la feria que hoy conocemos ha ido evolucionando. Desde los primeros carteles , hasta las primeras casetas y estructuras, incluída una para Su Majestad el Rey en la Feria de Córdoba de 1862, unas fotografías de la Colección García Córdoba, depositadas en el Archivo  Municipal de Córdoba.

Caseta Real en la feria de 1862 en el Paseo de la Victoria / Colección García Córdoba

O los carteles de feria anunciando los grandes festejos taurinos de la época.

Cartel anunciado de la Feria de Córdoba del año 1900 / Archivo Municipal de Córdoba

Sin embargo, una de las joyas que el Archivo atesora son estas fotografías de las atracciones de la feria del año 1932, en las que se retrata una Córdoba inédita.

La buñolería 'Las Palmeras',  o atracciones como 'El Cilindro Infernal' o el 'Metropolitan Satánico'.

Buñolería La Palmera en la feria de Córdoba / Archivo Municipal de Córdoba

El cilindro infernal , una de las atracciones de la Feria de Córdoba de 1932 / Archivo Municipal de Córdoba

La atracción 'Metropólitan Satánico' en la feria de 1932 / Archivo Municipal de Córdoba

La barca vikinga de entonces se llamaba 'Carrousel The Ocean Atlantic' / Archivo Municipal de Córdoba

Un clásico: el tiovivo de la Feria del Paseo de la Victoria / Archivo Municipal de Córdoba

Cargando