"Hay una relación entre mi cese y la denuncia sobre el Madrid Open"

La exconsejera delegada de Madrid Destino, Ana Varela, asegura que informaron de todos los pasos al equipo de Carmena e insiste en que hay indicios de delitos penales en el contrato con la empresa organizadora

Ana Varela en la sala de prensa del Ayuntamiento de Madrid en el Palacio de Cibeles /

Ana Varela, consejera delegada de Madrid Destino hasta su cese el pasado mes de abril, defiende la decisión adoptada junto a los concejales Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer, de elevar a la fiscalía las presuntas irregularidades en los contratos con la empresa organizadora del Madrid Open. En el programa La Ventana de Madrid, Varela sostiene que en todo momento informó del proceso de investigación, en el que se aprecian esas presuntas irregularidades, a la comisión ejecutiva de Madrid Destino, en la que está representada el coordinador general de la alcaldía, Luis Cueto. "Me reuní con el gabinete de la alcaldía y les informé expresamente de la necesidad de acudir a la fiscalía".

Varela está convecida de que existe una relación entre su cese y la denuncia sobre el Madrid Open, sobre la que la fiscalía todavía no se ha pronunciado. Reitera que los indicios de delito son muy graves y que afectan tanto a cuestiones administrativas como penales.

Preguntada por los motivos que llevaron a la empresa a encargar un estudio jurídico fuera, Varela lo ha justificado alegando que no cuentan con expertos en esa materia concreta: "Los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Madrid se han negado a manifestarse sobre los contratos alegando que Madrid Destino es una empresa que está fuera de los ámbitos de los servicios jurídicos municipales. No tenemos un equipo especializado en esto. Necesitamos (expertos) penalistas". La exconsejera niega que se encargara un informe a medida para que les diera la razón y justificar así el traslado de los hechos ante la fiscalía. "La denuncia es bastante comedida y abarca los aspectos que tienen relevancia penal".

Ana Varela confía plenamente en su trabajo y asegura que nunca ha incumplido la legalidad y que ha recibido "órdenes de todo tipo" cuando, por ejemplo, se le pidió la reincorporación de un trabajador despedido que estaba siendo investigado por un presunto delito de estafa o cuando, según su propia denuncia, se bloquearon algunos expedientes sobre deudas pendientes con Madrid Destino por impagos de algunas concesiones, como un restaurante en la Casa de Campo. Ninguna de las peticiones fue ejecutada, según sus palabras, mientras Varela estuvo en la empresa pública.

Ana Varela ha denunciado al Ayuntamiento de Madrid por despido improcedente. Sin acuerdo previo en el acto de conciliación, el juicio entre las partes se celebrará en enero de 2018.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?