¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El primer español en entrar en el ballet del teatro de San Petersburgo es de Lugo

Raúl Ferreira, lucense y con raíces en Mondoñedo, acaba de firmar como bailarín de la primera compañía del Mariinsky Theater

Raúl Ferreira en una imagen del Russian Master Ballet Camp publicada en su Facebook. /

Con tan solo 19 años, el lucense Raúl Ferreira está ya en la cumbre de la danza. Aterrizó en San Petersburgo hace dos años, como alumno de un máster en la Russian Master Ballet, después pasó a una de las más prestigiosas escuelas de danza del mundo, Vaganova Academy en esa misma ciudad.

Ahora este lucense, con parte de su familia en Mondoñedo, ha dado un salto exponencial y ha conseguido entrar en la primera compañía del prestigioso ballet del teatro Mariinsky en San Petersburgo con su "disciplina, esfuerzo y buen trabajo", según desatacan sus profesores y familiares.

Es el primer español en firmar con la prestigiosa compañía y desde su primera casa en el país, la Russian Masters Ballet, no dudan en señalar a través de un comunicado en internet que su expupilo “entra en la historia del ballet en España” gracias a este logro.

Este es el primer contrato para Ferreira que este verano se gradúa tras dos años de preparación en la academia en la que cursa estudios y arranca así su carrera profesional, del mejor modo, vinculado a una de las mejores compañías de danza clásica.

El lucense empezó sus pasos en el ballet con cuatro años y curso sus estudios iniciales en el conservatorio de danza de Lugo. A los 17 años consiguió una prueba para la Russian Master Ballet y aprobó. También aprobó otras dos pruebas para estudiar en Nueva York y en Londres, pero, según cuenta su familia mindoniese, eligió irse a Rusia, porque las enseñanzas son más disciplinadas y tienen fama de ser los mejores.

"Es un sueño cumplido" para él, recalca su padre Ramón Ferreira, quien explica que se en los últimos exámenes de la academia Vaganova suelen ir los ojeadores del teatro a ver las audiciones y que le escogieron entre otros muchos. El progenitor no duda también en reseñar que otros españoles conguieron bailar en el Mariinski como bailarines invitados,como Ángel Corella, o como miembros de la compañía secundaria, pero nunca antes como parte del elenco de la compañía principal.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?