Últimas noticias Hemeroteca

Iesu Communio inaugura su primera Fundación en Godella con una solemne eucaristía

La comunidad religiosa con la presencia del cardenal Cañizares en una abarrotada catedral de Valencia

Iesuu Communio estrena con una solemene ceremonia su nueva extensión /

La catedral de Valencia acogía este sábado la eucaristía que sirve de bienvenida a Iesu Communio, que ha estrenado su primera Fundación en Godella, un pueblo de la diócesis valenciana. La comunidad religiosa que tiene su principal ubicación en el monasterio de San Pedro Regalado, en La Aguilera, amplía de esta forma su ámbito territorial, tomando posesión de un convento recientemente abandonado por las Hermanas Salesas. Allí deberán realizar algunas obras de mejora para cumplir la ley y adaptarse a la nueva realidad. Aunque es medio centenar de religiosas las que ocuparán inicialmente esta nueva sucursal, la intención es ampliar las celdas hasta 72. Las religiosas aseguran estar muy contentas ante la nueva oportunidad y poder llevar a cabo allí su misión. Valencia ha sido siempre una diócesis a la que tienen especial cariño porque numerosos grupos de personas que las visitan proceden de allí.

La inauguración de esta nueva sede se convertía en una solemne ceremonia, que, aunque inicialmente estaba prevista en el monasterio de Moncada, en vista del volumen de personas interesadas en asistir, el Arzobispado les ofreció la oportunidad de trasladar la eucaristía a la catedral, que contó con la presencia del cardenal Antonio Cañizares, en una misa a la que asistieron la mayoría de las hermanas de Iesu Communio y un considerable número de personas allegadas a estas comunidad religiosa que en diciembre de 2010 se desvinculaba de la orden de las Clarisas, convirtiéndose en un nuevo instituto religioso de derecho pontificio reconociendo a la arandina sor Verónica Berzosa como fundadora. Aunque el acuerdo se adoptó, a modo de prueba, por un período experimental de cinco años, la Santa Sede los ha prorrogado por otro lustro más, como es lo habitual en estos casos. La comunidad está formada actualmente por más de dos centenares de mujeres, dedicadas a la oración y a hacer apostolado.

Fue la madre Verónica la encargada de clausurar el acto con unas emotivas palabras de agradecimiento por las facilidades que ha recibido esta comunidad para instalarse en esta nueva extensión.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?