¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EN DIRECTOToda la información del doble atentado en Cataluña, minuto a minuto

El cinismo ensucia la causa del Directo

La Autoridad del Puerto de Bilbao, la Diputación y el ayuntamiento de Burgos “reafirman su compromiso” con la reapertura de la línea dos semanas después de que PP y PNV hayan aprobado unos Presupuestos sin un solo euro para esta infraestructura

Antiguo cartel indicador de la línea férrea directa Madrid-Burgos /

La línea férrea Madrid Aranda Burgos ha vuelto a ser objeto en las últimas horas de un ejercicio de hipocresía política e institucional tras la reunión que mantenían ayer el presidente de la Diputación de Burgos y el alcalde de la capital burgalesa con el presidente del Puerto de Bilbao. Y es que apenas dos semanas después de que el PNV diera su aprobación a los presupuestos generales del Estado presentados por el gobierno del Partido Popular en los que no se refleja ni un euro para la reapertura de la línea Madrid-Aranda-Burgos los representantes de estas instituciones han declarado públicamente que reafirman su compromiso con esta infraestructura. Como prueba esgrimen que harán todos los esfuerzos posibles por que se incluya en los presupuestos de 2018 una partida para la mejora y acondicionamiento del tramo más deteriorado de la línea. Eso sí, ninguno de los participantes en la reunión de ayer explican por qué será en los próximos presupuestos cuando se materializará esta promesa tras haberla incumplido hace apenas quince días durante la votación de las cuentas del Estado para 2017.

Recordamos que todos los partidos políticos, excepto el PP se comprometieron hace meses con la Plataforma por la reapertura del Directo Madrid-Aranda-Burgos a impulsar una enmienda en los presupuestos del 2017 para dedicar 15 millones de euros a la rehabilitación del tramo Aranda-Madrid. Preocupa especialmente la situación del túnel de Somosierra cuyo deterioro podría llegar a ser irreversible tras el desprendimiento que sufrió hace cinco años sin que se haya hecho ningún trabajo de restauración. Pese a las promesas iniciales solo PSOE y Podemos cumplieron su palabra, aunque la enmienda no tuvo ningún éxito dado que el PP pudo sacar adelante su propuesta con la complicidad de Ciudadanos y PNV, dos de los partidos que se habían comprometido a impulsar la línea del directo.

Cargando

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?