¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El voto asturiano en el día de la vuelta a la democracia

El 15 de junio de 1977 Asturias elegía a sus representantes en las cortes, 41 años después de la última cita con las urnas. De los votos emitidos aquel miércoles salieron los diez diputados y cuatro senadores que participarían en el proceso constituyente.

cartel animando al voto en 1977 /

Hoy se cumplen 40 años de aquella cita con las urnas. Fue un miércoles, el 15 de junio de 1977. Desde el mes de febrero de 1936 no se había vuelto a depositar voto alguno en las urnas, al menos de manera libre y democrática. Algunos más de medio millón de asturianos se ocuparon de elegir a los diez diputados y cuatro senadores que formarían parte de las cortes constituyentes, las mismas que redactarían la constitución de 1978. Esas ansias de democracia llevaron a los colegios electorales al 80% del censo, todo un ejemplo para los procesos electorales que se han venido produciendo desde entonces.

A nivel estatal, las elecciones las ganó la recién nacida UCD de Adolfo Suárez. En Asturias fue el PSOE quién se alzó con la victoria. Con casi un 32% de los votos logró colocar en su escaño en el congreso a Luis Gómez Llorente, Emilio Barbón, Honorio Díaz y José Manuel Palacio. UCD consiguió otros cuatro diputados con el 31% de los votos. Estos fueron para Alfredo Prieto Valiente, Emilio García-Pumarino, Luis Vega y Escandón y Ricardo León Herrero. Juan Luis de la Vallina Velarde alcanzaba un escaño para Alianza Popular y La Pasionaria entraba en el Congreso con los 60.000 votos al Partido Comunista de España que, en Asturias, encabezaba Dolores Ibárruri.

En Asturias Hoy por Hoy hemos hablado de aquella cita electoral con el sociólogo y politólogo, profesor de la Universidad de Oviedo, Oscar Rodríguez Buznego. La vuelta a las elecciones democráticas pillaba a la sociedad asturiana tan convulsa e ilusionada como a la del resto del país, pero con una situación peculiar, debido la estructura económica de la región, con una importante industrialización pero que ya auguraba tiempos de cambio, a peor. Rodríguez Buznego lo explica: “Vivíamos en medio de una gran crisis económica y, aunque existía cierto consenso para dejar para más tarde las medidas más traumáticas contra la crisis, en Asturias ya era sabido que habría que reorganizar los sectores básicos de la economía”.

Sobre el resultado de aquellas elecciones, las previsiones resultaron fallidas. La irrupción en el escenario político del PSOE, por delante del Partido Comunista desmontó el paisaje político que muchos habían pintado para la izquierda política española: “Muchos creían que la estructura social española, muy parecida a la italiana, traería consigo un sistema de partido similar al italiano con el Partido Comunista liderando la izquierda; una previsión que se veía apoyada por el hecho de que el PCE había capitalizado la oposición al régimen franquista”. Los comunistas asturianos, firmemente implantados, con gran apoyo popular y con una organización fuerte, se vieron relegados a lograr sólo el escaño de La Pasionaria. En su contra jugó, afirma Rodríguez Buznego “su reciente legalización y la prudencia con la que el ciudadano votó aquel día, alejándose de los extremos del arco ideológico”. Al final, el Partido Socialista, con un fuerte liderazgo, consiguió una de las poas victorias, a escala provincial, en aquellas elecciones, y el Partido Comunista pasó a ocupar un papel secundario dentro de la izquierda.

Respecto a los diputados y senadores electos en la cita de 1977, Oscar Rodríguez Buznego destaca “la trayectoria profesional de cada uno de ellos, que contrastaba con una experiencia política limitada, y mucho menos democrática, pero con una importante autoridad moral y un compromiso cívico que ya habían demostrado muchos de ellos en los últimos años de la dictadura”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?