¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El centro de autismo niega que se encerrara a un menor en la terraza

Estudia demandar a las vecinos que grabaron las imágenes y las subieron a las redes. La Junta traslada el caso a Fiscalía

Accesos al centro situado en Las Virreinas (Málaga) /

La asociación Autismo Málaga y la Fundación Autismo Sur han salido al paso este jueves del vídeo difundido en Facebook, en el que se ve a un menor gritando en un balcón de las instalaciones de un centro en el barrio malagueño de La Virreina, y han negado que se le encerrara en la terraza; asegurando, además, que tuvo vigilancia en todo momento durante el programa en el que participaba.

En rueda de prensa, el letrado Manuel Huertas, en representación de los colectivos, ha explicado con distintos documentos la cronología de los hechos sucedidos el pasado sábado 10 de junio durante el programa de fin de semana, en el que participaron once niños con autismo, además del que aparece en el vídeo; una actividad de Autismo Málaga, que se desarrolló en las instalaciones cedidas por Autismo Sur.

Así, ha señalado que el menor, de 12 años, es usuario desde hace seis de este servicio y fue llevado por sus padres, que indicaron a los monitores que desde hace dos semanas manifiesta una nueva conducta y es que no quiere estar en sitios cerrados, lo que "demuestra con gritos". El chico llegó sobre las 11.00 horas y a las 11.40 participaron en una actividad inclusiva en el Museo Thyssen.

En este sentido, ha indicado que esa actividad duró hasta las 13.15 horas, lo que se ha certificado por parte del recinto, por lo que "es falso" y "totalmente imposible que estuviera desde las 11.00 horas en la terraza", ha señalado Huertas, quien ha apuntado que los menores no llegaron al centro hasta después de las 14.00 horas.

El menor tuvo tres crisis de conducta disruptiva, con gritos, comenzando el primero sobre las 14.30 horas, según ha explicado el letrado, quien ha añadido que, ante las consecuencias que estaba teniendo en los demás niños, llegando a manifestar "conductas autolesiva" uno de ellos y un segundo usuario conductas contra otros; se decide por parte de los monitores, entre las opciones existentes, el aislamiento del niño.

Así, ha señalado que este denominado "cambio de contexto" por el que se opta "no es algo excepcional", sino una estrategia de uso habitual; es decir, se le dejó salir a la terraza, en este caso, bajo vigilancia visual de los monitores, mientras se relajaba al resto de menores. Esto duró unos diez minutos, tras lo que el chico volvió al interior.

El segundo cambio de contexto se hizo a las 15.10 horas y duró 15 minutos y el tercero a las 15.35 horas y fue durante diez minutos, según ha explicado el letrado, asegurando que en estos dos casos tuvo acompañamiento en el exterior de un cuidador, por lo que "el auto del vídeo falta a la verdad". Además, ha apuntado que la terraza tiene 200 metros cuadrados y está totalmente protegida por una verja de dos metros.

Huertas ha explicado que en el vídeo también "mienten" cuando se dice que la Policía Local no acude, porque sí que fue a las 15.30 horas aproximadamente, comunicando que "los vecinos se habían quejado porque había un niño gritando en la terraza". "Los agentes entran, ven lo que pasa y no muestran ningún tipo de objeción a las circunstancias", ha aseverado, apuntando que los propios agentes locales "dicen a la Policía Nacional que no pasa nada".

"No hay caso", ha asegurado el letrado, quien ha señalado que tras conocerse el vídeo, se reunió a los cuatro monitores que prestaron servicio ese día --que son psicopedagoga, auxiliares de enfermería y técnico sociosanitario-- y se elaboró un informe para conocimiento del centro y, sobre todo, de los padres, que, según ha dicho, "están sobrepasados" por la repercusión de esto y las circunstancias, además de que "han recibido insultos".

Huertas ha indicado que los padres "entienden el autismo, saben lo que es y saben cómo hay que actuar en una situación de estas", por lo que han expresado su conformidad con la actuación llevada a cabo y han dado "su apoyo total" a los colectivos y "eximido de cualquier responsabilidad".

Además, ha apuntado que se ha colaborado desde el principio con la inspección iniciada por la Delegación de Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, de la que han destacado la "rapidez" a la hora de actuar, mostrándose "muy contentos" con el desarrollo del dicho expediente, que, según ha informado la Delegación, llevarán a la Fiscalía por si constituye delito.

Al respecto, el letrado ha indicado que "es su obligación", apuntando que también ya se ha puesto toda la documentación y los informes realizados a disposición de la Fiscalía de Menores y se mantuvo un encuentro con el juez de Primera Instancia número 11 de Málaga, encargado de estos asuntos.

Padres de niños con autismo, presentes en la rueda de prensa, han explicado que es "una realidad" que un niño autista tenga estos comportamientos disruptivos, con gritos, "es normal". Además, una psicóloga ha apuntado que se había visto que el menor "se relajaba en la terraza".

Al respecto, el letrado Manuel Huertas ha señalado que "entendemos que cualquier ciudadano ve a un niño gritando te puede llamar la atención y puedes grabarlo por velar su seguridad, pero un ciudadanos responsable lo que hace es llevarlo a Fiscalía de Menores o a la Policía, no colgarlo en Facebook para que 300.000 personas vean a un niño en una situación de crisis", ha criticado.

Un vídeo, ha dicho, "con afirmaciones falsas", apuntando que "se ha atentado la dignidad de un menor". Además, ha instado a una reflexión sobre las redes sociales y a pensar "dos veces antes de colgar algo".

Al respecto, ha anunciado acciones legales, asegurando que "vamos a ir contra los dos difusores del vídeo que han hecho esas manifestaciones que son rotundamente falsas, para resarcir la dignidad del menor y la profesionalidad del centro y sus 72 magníficos trabajadores", apuntando que se han recibido llamadas "amenazantes" en el centro que "también se denunciarán".

El presidente de Autismo Málaga, José Reina, ha indicado que "son 25 años luchando por mejorar la vida de estas personas y sabemos que las cosas las hacemos bien, porque somos una institución modélica", aunque ha lamentado que en momentos como estos "te sientes con rabia e impotencia, y esto duele, porque cualquier niño que viene aquí es parte nuestra". No obstante, ha dicho que seguirán trabajando.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?