¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Dépor se toma su tiempo

La parcela deportiva trabaja con sigilo con objetivos que aun no han trascendido

La llegada de Guilherme no va a provocar un efecto dominó en los fichajes. El presidente Tino Fernández señalaba la próxima semana "como muy pronto" para conocer nuevos integrantes del plantel coruñés. La dirección deportiva trabaja para conseguir refuerzos en las mejores condiciones y el presidente reconocía ayer que el mercado "está caro y muy parado", afirmación avalada por los pocos movimientos que se han dado hasta la fecha.

Una de las caracterísiticas del trabajo de planificación es el sigilo. Las limitaciones económicas que vive el club motivan que todas las operaciones se lleven con discreción para evitar intromisiones que hagan inútil el trabajo realizado. Apenas el presidente y Richard Barral manejan los objetivos reales en los que trabaja el club. "El nombre de la mayor parte de los jugadores que queremos incorporar no han trascendido y eso es muy positivo" afirma una fuente solvente del club.

Otra de las asignaturas pendientes está en colocar los jugadores que no tengan sitio en la primera plantilla. El día 5 Pepe Mel tendrá 26 jugadores a sus órdenes pero algunos de ellos no tienen ninguna opción de vestir la blanquiazul la próxima campaña. En ese sentido en el Deportivo están tranquilos, sabedores de que buena parte de los quer no cuentan pueden tener acomodo en la Segunda División, una categoría que acaba de finalizar y donde incluso 4 equipos aun desconocen en qué categoría militarán la próxima temporada.

Noticias relacionadas

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?