¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Junta estudia evitar derivaciones con más actividad en el HUBU

El consejero de Sanidad asegura que algunos servicios han pedido intervenir por las tardes

La Junta de Castilla y León estudia asumir con recursos del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) parte de las derivaciones que actualmente se realizan a la sanidad privada para reducir listas de espera, ha informado el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado. En el quinto aniversario de la puesta en funcionamiento del HUBU, Sáez Aguado ha asegurado que se trata de una propuesta que le han hecho llegar algunos servicios del hospital público y que actualmente está en estudio.

De hecho, ha asegurado que cuando se habla de la relación entre sanidad pública y privada se suele olvidar que el buen funcionamiento del HUBU ha permitido que se puedan tratar con medios públicos a muchos pacientes que antes había que derivar a la sanidad privada. Sáez Aguado ha defendido el modelo de gestión del HUBU como plenamente público y ha asegurado que lo más relevante es que los 3.100 trabajadores que atienden a los pacientes son públicos y lo menos relevante es que catorce servicios no asistenciales sean prestados por la empresa concesionaria, porque eso ocurre en todos los hospitales públicos de España y de Castilla y León. Ha recordado que desde que abrió sus puertas hace cinco años, el HUBU ha crecido en personal y en prestaciones, hasta ser uno de los buques insignia de la sanidad de Castilla y León.

Para el consejero de Sanidad, los retos a los que se enfrenta el HUBU son adaptarse al aumento de pacientes con afecciones crónicas; una mayor conexión de la atención hospitalaria con la atención primaria; y reforzar sus facetas de innovación e investigación. En este sentido, ha reconocido que la Consejería de Sanidad estudia en este momento la incorporación al equipamiento del HUBU, que ya es el más puntero de Castilla y León, de un Pet Tac, para el tratamiento de algunos tipos y un sistema Da Vinci para la realización de intervenciones robóticas.

Según la información facilitada por la Junta de Casilla y León, desde que comenzó a funcionar hace cinco años, se han atendido en el HUBU a más de dos millones y medio de consultas y 600.000 urgencias, además de registrar 195.000 ingresos; 110.000 intervenciones quirúrgicas y 10.000 nacimientos. También desde su creación se han ido incorporando nuevos servicios, como el de hospitalización limitada; la unidad de corta estancia, que ha atendido a 4.500 personas; la hospitalización de domicilio, con 10.000 usuarios hasta ahora; o el hospital de día, en el que se han asistido 220.000 pacientes.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?