¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Qué duda cabe

El calor invade y Cristiano evade

Llega el verano con un poco de adelanto y con él lo más tópico del verano. ¿Y que es lo más tópico del verano? Pues los propios tópicos del verano. Los tópicos del verano son un tópico en si mismo, pero no nos pongamos metafísicos, que hemos venido a banalizar.

Que hace mucho calor lo sabe hasta el ermitaño más antisocial, porque los telediarios rellenan más tiempo para hablar del tiempo estos días que para hablar de Cristiano Ronaldo, que ya es decir. Por cierto, pobrecillo, que lo ha pillado hacienda y ahora se quiere ir de España. Si es que, estos chiquillos, ¡cómo son! Con sus cosillas, sus travesuras, sus desfalcos...

Bueno, pues eso, que hace calor. Pero no porque lo diga un meteorólogo, sino porque lo dicen los sobacos de Camacho, las ojeras de la gente que no consigue dormir y la llegada de los pantalones cortos. Que por cierto, los pantalones cortos cuestan lo mismo que los pantalones largos y yo esto no lo entiendo, porque hay un ahorro evidente de tela. Tampoco entiendo que la Coca-Cola Zero Zero, que no tiene ni azúcar ni cafeína, cueste lo mismo, pero así es el capitalismo. Aunque, pensándolo bien, pasa también con otras cosas, como los coches. Los coches a los que les falta la capota son más caros. Que raro todo.

Un descapotable en verano es otro tópico, solo apto para algunos bolsillos. Y esas canciones del verano profundas y reflexivas, otro topicazo. Este año sólo hay una que me gusta, esa que dice: "Súbeme la radio". Me gusta porque habla de este aparato que tantas alegrías nos da día a día. Escuchen Radio Coruña, amigos, no dejen de hacerlo incluso en verano.

Hay un tópico del verano que lleva poco tiempo entre nosotros. Los selfies de pies. Es verdad que ya nos hemos acostumbrado a ellos, pero no deja de ser un comportamiento humano un poco raro. Estás en la playa, tomando el sol, viendo la vida pasar, sin preocupaciones, sin otra cosa que hacer más que vararte en la playa y de repente piensas: Caramba, voy a sacarle una foto a mis pies para que todos mis contactos vean que estoy en la playa. Sin duda, un aporte muy necesario para la cultura.

De hecho, los selfies se nos han ido tanto de las manos y esto lo digo literalmente, ya que ahora hay hasta pequeños drones que sobrevuelan a nuestro alrededor y sirven exclusivamente para hacer selfies. Es una invasión silenciosa, la de los drones.

En fin, compañeros y compañeras de calores, los drones nos invaden, los selfies nos invaden, la canción del verano nos invade, el calor nos invade...y todo nos invade menos Cristiano, que evade. Qué duda cabe.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?