¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los colegios renombrados por el franquismo, el tema pendiente de Madrid

La Fapa Giner de los Ríos y los sindicatos CCOO y UGT crean una plataforma para pedir a la Comunidad que cambie los nombres de todos los centros educativos que perdieron su nombre original después de la Guerra Civil

Colegios como el Catorce de Abril, que recordaba la proclamación de la Segunda República; el Luis Simarro, en honor a un neurólogo evolucionista; o el Ruiz Zorrilla, en memoria de un político republicano del siglo XIX, fueron sustituidos por otros elegidos por el régimen de Franco.

Es el caso del Colegio Público José Calvo Sotelo, que debe su nombre al diputado monárquico asesinado el 13 de julio de 1936. El CEIP Rufino Blanco, en honor de un periodista católico que pereció en Paracuellos del Jarama el 3 de octubre de 1936. Y el CEIP Padre Poveda, en recuerdo de un sacerdote (ahora santo y mártir) fusilado en Madrid el 28 de julio de 1936.

La secretaria de CCOO Madrid, Isabel Galvín, asegura que su objetivo es derogar las Órdenes ministeriales de 1938 y 1939 que "obligaron" a cambiar los nombres de 16 colegios en Madrid. Desde UGT, Ana Sánchez de la Coba defiende que en una sociedad democrática como la nuestra debe resolverse esta cuestión.

Los sindicatos piden que se "devuelvan" los nombres originales para cumplir con la Ley. Sin embargo, y aunque cuentan con el apoyo de Paca Sauquillo, la presidenta del Comisionado de la Memoria Histórica del Ayuntamiento, se trata de una cuestión que debe resolver la Comunidad de Madrid, que es quien ostenta la competencia en materia educativa.

Cargando

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?