¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Refugiados

Un total de 73 personas recalan en Donostia desde la crisis de los refugiados

El alcalde, Eeneko Goia, pone de manifestó las dificultades que este colectivo sufre en su proceso de integración

Tres niños frente a una valla en un campo de concentración /

Un total de 73 personas de 20 nacionalidades han recalado desde 2015 en San Sebastián a través de los recursos gestionados por CEAR y Cruz Roja, organismos que trabajan para ayudar a los refugiados.

 El alcalde donostiarra, Eneko Goia, ha dado a conocer hoy este dato, junto a representantes de CEAR y Cruz Roja, en una comparecencia celebrada la víspera del Día Internacional de las Personas Refugiadas, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Para gestionar la llegada de refugiados se encuentra en vigor un programa dirigido por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social que, en el caso de Gipuzkoa, cuenta con la colaboración de CEAR y Cruz Roja.

En San Sebastián se han habilitado cuarenta plazas en siete viviendas para poder acoger a refugiados, ha precisado la misma fuente.

En concreto, la Cruz Roja gestiona cuatro pisos cedidos por el Ayuntamiento de San Sebastián y CEAR otras tres viviendas.

Según recoge el protocolo, las personas refugiadas pueden estar seis meses en estas viviendas, aunque deben adoptar el compromiso de buscar medios propios para vivir.

Desde que en 2015 se iniciara la denominada "crisis de los refugiados", han llegado a San Sebastián 73 personas de 20 nacionalidades procedentes de Siria, Colombia, Costa de Marfil, Nigeria, China, Venezuela, Camerún, Sahara, Eritrea, Bielorrusia, Senegal, Guinea Conakry, Guinea Ecuatorial, Congo, Afganistán, Marruecos, Gambia, Honduras, Mauritania y Jamaica.

De las 73 personas atendidas, 20 de ellas han residido en viviendas gestionadas por CEAR, mientras que las 53 restantes lo han hecho en recursos habilitados por Cruz Roja.

Tras permanecer seis meses en la capital donostiarra, algunas de ellas se han marchado a otras localidades de Gipuzkoa.

Eneko Goia ha aplaudido la labor desarrollada por ambas organizaciones y ha subrayado la disposición mostrada por las instituciones y la sociedad vasca para hacer frente a la crisis de las personas refugiadas.

"Sin embargo, ni la Unión Europea, ni el Estado español han dado la respuesta adecuada. No han sabido estar a la altura", ha denunciado Goia.

El alcalde ha reflexionado sobre la implicación de la sociedad, más allá de la respuesta dada por las instituciones, y ha asegurado que "cada uno deberíamos preguntarnos a nosotros mismos cuál es nuestra actitud respecto a esta grave problemática".

Ha comentado que CEAR ha tenido "grandes dificultades para encontrar viviendas para personas refugiadas en el mercado libre" y que éstas a su vez han encontrado muchos obstáculos para acceder a un piso de alquiler en el mercado libre, una vez finalizado el plazo para permanecer en una casa de acogida.

En los últimos meses, el Ayuntamiento de San Sebastián, además de poner recursos a disposición de las entidades sociales competentes, ha impulsado varias acciones para facilitar la acogida de refugiados.

De esta manera, ha participado en la comisión de coordinación puesta en marcha por el Gobierno Vasco, ha destinado subvenciones a Zaporeak y ha organizado clases de castellano para favorecer la integración de los refugiados.

La misma fuente ha destacado la puesta en marcha el año pasado de la iniciativa "Desafío Katiuska", promovida por los trabajadores de Donostia Kultura con el fin de recoger botas para mandarlas a los campos de refugiados.

Por otra parte, en relación al Día Internacional de las Personas Refugiadas, el Ayuntamiento ha organizado diferentes actividades como una exposición en la Casa de Cultura de Aiete, un ciclo anual de conferencias y un concierto el próximo domingo en el Teatro Principal cuya recaudación será para la organización Zaporeak.

Cargando

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?