¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Limasa, ¡Todo por la pasta!

Un picotazo crítico sobre la actualidad cotidiana de Málaga

La Cadena SER ha desvelado que FCC, la adjudicataria del servicio de limpieza, no sólo obtiene buenos beneficios como socio mayoritario de Limasa, sino además destina millones de euros a contratarse servicios o comprarse maquinaria a sí misma a través de sus propias empresas. Es un negocio redondo para FCC. Que tu mano derecha sí sepa lo que hace la izquierda: ganar pasta.

Limasa III se creó para resolver los problemas de Limasa II que se creó para resolver los problemas de Limasa I. Pero se mantienen los mismos problemas. Y sobre todo no se ha logrado el objetivo básico: una ciudad limpia. Pero nadie asume la menor responsabilidad. Esta empresa ha acompañado casi toda la trayectoria del alcalde Opaco de la Torre, desde hace ya dieciséis años; y siempre ha parecido que la empresa es quien daba directrices al alcalde, no el alcalde a la empresa. El mundo al revés.

Una y otra vez empresa y trabajadores tensan la situación, y una y otra vez pierden los mismos: los ciudadanos. En dinero y en limpieza, siempre pierden los mismos.

Todo esto, claro, delata que FCC se rige con estándares muy bajos de decencia. Para que eso suceda, en el entorno de una administración pública, se requieren dos premisas:

–Que la empresa en efecto tenga poca ética.

-Que el responsable de esa administración se lo permita.

Una vez que se cumplen ambas –FCC va a su bola, y De la Torre mira para otro lado– ya se puede mejorar la cuenta de resultados en detrimento del servicio. Es lo que sucede en Málaga y de momento sin solución: a estas alturas no es que De la Torre sea incapaz de entenderse con la oposición, sino ya ni siquiera con sus compañeros de partido. Y Limasa, por supuesto, seguirá limpiando la ciudad. Entiéndase, limpiando las arcas de la ciudad.

Cargando