¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

diario del orgullo

"Cuando dices que eres gay y lo aceptas te quitas un peso de encima y te da la vida"

El día que comienzan las fiestas por el Orgullo Mundial 2017 hablamos con Mikel López Iturriaga, periodista gastronómico y fundador de 'El Comidista'

Mikel López Iturriaga es periodista gastronómico y creador de 'El Comidista' /

"Hola Soy Mikel López Iturriaga, soy periodista gastronómico y también el creador de 'El Comidista'.

Hice mis estudios en un colegio de curas, en los Jesuitas, en el que la homosexualidad se trataba como algo que era pecado. Recuerdo perfectamente un libro que teníamos en 3º de BUP de Psicología en el que la homosexualidad se trataba directamente como una enfermedad y yo no me veía como un enfermo. Yo no me sentía en aquel momento, para nada, como parte de un "colectivo homosexual", ni de ese grupo humano, aunque sabía perfectamente que lo era.

Tuve alguna relación con chicas, pero fue algo muy esporádico. Lo de tener relaciones con chicas era algo muy fingido y muy falso. Era algo a lo que te empujaba más la presión social que algo que tú hicieras porque te apetecía. Se supone que era lo que tenías que hacer y allí ibas como un borrego a hacerlo.

Con mis amigos y con mi familia me hice visible como a los 24 o 25 años, después de llegar a Madrid a trabajar. Fue entonces cuando entré un poco en contacto con gente que era gay y que era abiertamente gay. Ese fue el momento en el que yo me di cuenta de que no tenía ningún sentido seguir ocultándolo.

Dentro de mi familia la verdad es que la acogida fue buenísima. Casi, casi el reproche que me hizo uno de mis hermanos fue el de por qué no se lo había contado antes, pero claro, todo tiene su tiempo. Cada cosa tiene su momento. En mi entorno, cuando yo vivía en Bilbao, no había nadie que fuera gay, nadie que lo fuera abiertamente. El peso que te quitas de encima cuando aceptas que eras gay y lo dices, es que te da la vida. Te conviertes directamente en otra persona.

Antes yo haacía periodismo de música. Recuerdo una vez el típico viaje al que van muchos periodistas y gente de la discográfica y, en una cena, uno de ellos empezó con el típico discurso de 'si los maricones, si este es maricón, que si cuidado con este que te da por culo'. Yo reconozco que ante este tipo de comentarios homófobos he sido bastante cobardica. Es algo que tengo un poco clavado, el no haber sido más valiente para haberme enfrentado a estas situaciones. Ahora, claro, cosas que antes te callabas ahora no te callas".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?