¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Curiosidades y anécdotas de la Vuelta Ciclista a su paso por Cuenca

Segundo programa de ‘Páginas de mi desván’ dedicado al paso de la Vuelta por la provincia de Cuenca, esta vez desde la década de los sesenta hasta la actualidad

Subida de Cabrejas en 1963. /

En uno de los programas de ‘Páginas de mi Desván’ del mes de enero, José Vicente Ávila nos recordaba las primeras llegadas a Cuenca de la Vuelta en la década de los cincuenta. En esta ocasión nos centramos las pequeñas historias de esas llegadas o salidas de etapa de la Vuelta de la década de los sesenta y las de los años 1973, 1978, 1983, 1996, 2000 y 2006.

'Páginas de mi desván' en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

Poco más de dos meses faltan para que el 25 de agosto llegue a Cuenca la Vuelta a España con la etapa Lliria-Cuenca, la más larga de la competición ciclista, con 205 kilómetros de recorrido, pasando por Santa Cruz de Moya, Fuentelespino de Moya, Boniches, Carboneras, Fuentes y Cuenca, y realizar ese vistoso circuito por el Casco Antiguo y la Hoz del Huécar, por la ruta turística, la Cueva del Fraile, la carretera de Palomera y llegada a la meta en la calle Hermanos Becerril tras el paso por la Puerta de Valencia.

Estos días, el Ayuntamiento de Cuenca busca voluntarios que puedan colaborar en la organización de esta etapa. Los interesados pueden inscribirse en el Centro Joven (Av. Reyes Católicos, 35) hasta el próximo 30 de junio, llamando por teléfono al 969 23 90 24 o bien mediante correo electrónico a sij@cuenca.es

Llegada de la Vuelta a la Plaza Mayor en 1973. / Pascual

Largo viaje en tren

Los ciclistas llegaban a Cuenca el 13 de mayo de 1963. Y no lo hicieron a bordo de sus bicicletas, sino en coche o en tren, porque se trataba de la decimocuarta etapa Cuenca-Madrid, de 177 kilómetros, que había terminado el día anterior en Valencia. Los ciclistas durmieron en la ciudad del Turia y muy tempranito salieron hacia Cuenca para comenzar la etapa Cuenca-Madrid, penúltima de la Vuelta 63, que ganaría Anquetil, que fue el líder absoluto de la prueba.

El ciclista Luis Ocaña junto a Rafael Araque en la plaza Mayor en 1973. / Pérez.

La mayoría de los corredores viajó en el tren, con lo que tuvieron que salir de Valencia a las cinco de la madrugada. Tanto duró el viaje que algunos corredores creían que no iban a llegar nunca, sobre todo el ''farolillo rojo'', Rossel, que hacía bromas a propósito en el diario Marca: ''Es una etapa mixta, primero en mercancías y luego en bicicleta. Yo he ido en el furgón de cola''. Anquetil salía desde Cuenca vestido de amarillo, pero se le notaba enfadado porque la noche anterior le habían robado en el hotel de Valencia el maillot amarillo que solía coleccionar. Llevaba catorce y le dejaron en trece... aunque ganó la Vuelta.

A propósito de esa etapa en tren y bicicleta, el cronista de Marca, Rafael Martínez Gandía, escribía entre otras cosas: ''En gracia a la mayor amenidad y distracción de la Vuelta, la etapa de hoy se dividía en dos partes: una contra la vía y la otra en línea, o sea corriente, sobre las bicicletas. Es decir, que la primera etapa ha sido en tren, desde Valencia a Cuenca, llegando todos al mismo tiempo o, por decirlo técnicamente, ex-aquo''.

Martín Piñera, el héroe de Cuenca

La Vuelta estuvo a punto de quedarse sin ciclistas al llegar a Cuenca. 43 corredores repescados.

Manuel Martín Piñera, ganador en Cuenca en 1965. / sitiodeciclismo.net

Con estos titulares, a cinco columnas, el diario Marca abría su primera página para resaltar la gesta de un corredor modesto, el santanderino Martín Piñera, que llegó en solitario a Cuenca, con una sustanciosa ventaja y con veinte minutos de adelanto sobre el horario previsto, de ahí que la organización tuviese que echar mano del artículo 31 del Reglamento de la Vuelta Ciclista a España para aumentar el porcentaje del cierre de control para repescar a 43 corredores que habían quedado fuera, ya que eran 83 los que habían iniciado la salida en esta sexta etapa Madrid-Cuenca (161 kilómetros) que se desarrollaba el 4 de mayo de 1965.

La Vuelta volvió a Cuenca, pero no como final de etapa, sino como inicio, el domingo 1 de mayo de 1966 entre la capital y Madrid, con meta volante en Tarancón.

Vuelta con dos conquenses

Tuvieron que pasar siete años, hasta 1973, para que la Vuelta retornase a Cuenca pese a que un conquense, Luis Ocaña, ganaría la ronda de 1970.

Jaime Huélamo en la Vuelta de 1973. / Archivo José Vicente Ávila

La cuarta etapa, Alcázar de San Juan-Cuenca, de 169 kilómetros, tuvo como escenario de meta la Plaza Mayor, con triunfo del belga Deschoenmaecker seguido de Pesarrodona y Eddy Merchx. En aquella vuelta participaron los conquenses Luis Ocaña y Jaime Huélamo, lo que era todo un acontecimiento para la ciudad y por ello fueron muchas las pancartas de ánimo para ambos, sobre todo en la línea de meta, ese día 30 de abril. Al día siguiente, 1 de mayo, se disputó la etapa Cuenca-Teruel, que fue ganada por el holandés Karstens.

Cinco años más tarde, y con la expectación que cabía esperar, la Vuelta llegó de nuevo a Cuenca. Fue el 2 de mayo de 1978 y se trataba de la etapa Torrejón de Ardoz-Cuenca, de 160 kilómetros de recorrido, también con meta en la Plaza Mayor, donde Domingo Perurena se alzó con el triunfo. La octava etapa se desarrolló entre Cuenca y Benicasim.

Bibi Andersen en Cuenca

En 1983 la televisión fue protagonista con la llegada en directo del ganador de la etapa Almusafes-Cuenca (de 235 km), Juan Fernández, a la Plaza Mayor, con todo el pintoresco paisaje de la subida, no faltando la lluvia, aunque escampó con la llegada de los corredores. La Vuelta ofrecía muchos atractivos, aparte del ciclista, con la presencia de famosos personajes, entre ellos Bibi Andersen. La etapa siguiente, Cuenca-Teruel, con mucho público en el trayecto de la Serranía conquense, un auténtico rompepiernas, fue para el belga Vanderaerden.

Años 90

Tuvieron que pasar nada menos que trece años para que volviese a Cuenca la Vuelta. Fue en 1996 con la etapa Valencia-Cuenca, que transcurrió el domingo 8 de septiembre, tras un recorrido de 205 kilómetros, con desvío de los ciclistas tras pasar por Utiel, hacia Mira, Cardenete, Carboneras de Guadazaón y Cuenca, con meta en la calle Hermanos Becerril, por vez primera, tras recorrido por Carretería. El ganador fue el italiano Nicola Minali, registrándose una caída en la llegada. El lunes 9 se celebró la etapa Cuenca-Albacete con triunfo de Laurent Jalabert.

José Vicente Ávila entrevista a Chico Pérez en la Vuelta 96. / Archivo José Vicente Ávila

Años 2000

En el año 2000, el 27 de septiembre, la Vuelta tuvo de nuevo protagonismo en Cuenca con la etapa Albacete-Cuenca, de 154 kilómetros, con recorrido final por el Casco Antiguo y los bellos parajes de la Hoz, con dura pugna entre Roberto Heras y Óscar Sevilla. La etapa registró dos caídas por la Hoz de Santi Blanco, llegando como líder a la meta de Hermanos Becerril el italiano Filippo Simeón, que se bajó de la bicicleta y entró con ella en alto, en un gesto inusual, que él manifestó como un canto a la paz. Al día siguiente se disputó la etapa Cuenca-Guadalajara.

Roberto Heras entrevistado por José Vicente Ávila en la llegada de la Vuelta en 2000. / José Luis Pinós

El 17 de septiembre de 2003 se disputó la etapa Utiel-Cuenca y de nuevo llegó a la capital el gran espectáculo de ver a los ciclistas por la Hoz del Huécar, un día antes del comienzo de la Vaquilla.

Contrarreloj

Septiembre de 2006 trajo la Vuelta a Cuenca durante tres días y las retransmisiones de la televisión dieron una gran imagen de la ciudad a todo el mundo, tanto por la llegada desde Guadalajara, el día 8, con el paso por la Hoz del Huécar, con triunfo de Samuel Sánchez en la meta de Hermanos Becerril, y la contrarreloj Cuenca-Cuenca, de 33 kilómetros, por las Hoces de Cuenca, el día 9 de septiembre. Todo un espectáculo y muchas horas de televisión. Ganó la contrarreloj el inglés David Millar y como líder en ambas fechas se mantuvo Alejandro Valverde, al igual que en la etapa Motilla del Palancar-Almusafes, en la que venció Robert Foster.

Portada del librito con la historia de la Vuelta en Cuenca escrito por J. V. Ávila en 1996. / Archivo José Vicente Ávila

Hasta 2014 los ciclistas de la Vuelta no volvieron por tierras de Cuenca con la salida de la etapa Carboneras de Guadazaón-Valdelinares del 31 de agosto. Ahora esperamos como agua de mayo esa etapa Lliria-Cuenca del 25 de agosto.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?