¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PSRM

"A día de hoy no hay certezas, todo es posible, pero....."

Así define la actual situación de cara a las primarias socialistas un destacado dirigente del partido, en el que, decía, el sentir general es el de conseguir una candidatura de unidad, hasta el punto de que se haya retrasado el comité regional, previsto para ayer. "Ganar tiempo para ver si es posible, aunque el problema está en torno a quien se construye esa unidad"

Los socialistas murcianos se mueven en estos días, pero "con pies de plomo" para tratar de proyectar a la sociedad murciana un partido que ha superado las mesas de camilla, las familias y la guerra abierta. Es obvio que quien ganó en las primarias nacionales, el núcleo murciano en torno a Pedro Sanchez debe ser quien lidere ese trabajo de busqueda de unidad y parece que están por la labor. El alcalde de Calasparra, Pepe Velez, así lo decía hace unos días. La dificultad está en quién, que nombre, articula esa unidad. Quedan por delante muchas reuniones, negociaciones y trabajo para tratar de llegar a finales de la semana que viene con un PSOE desconocido hasta ahora. Un partido, dicen destacados socialistas que genere confianza, ilusión en la militancia y con vocación de ganar elecciones, "porque no habrá otra oprortunidad igual".

El único que ha dejado practicamente claro que se va presentar a las primarias es el alcalde de Alhama y "sanchista", Diego Conesa. Asegura que "unidad sí, pero sin mesas de camilla". Conesa insiste en presentarse porque no le tiene miedo a las primarias, a votar". Los otros nombres en liza son el de Roberto García, María González Veracruz o Joaquín López, ninguno niega su intención, pero están más en la "retaguardia".

¿Que pasa con ellos?, ¿Es posible la conciliación?. Pues todos dicen que, de entra, sí, que están dispuestos, pero que habrá que ver en que condiciones.

Algunas fuentes consultadas por esta redacción aseguran que a Pepe Velez y a la propia dirección nacional de partido no les ha gustado mucho que Diego Conesa diera el paso. Ese ha sido un elemento que ha llevado, apuntan algunos, a que cambiara el escenario que se venía dibujando de cara a la busqueda de unidad.

María González está "a la espera", Roberto García "dispuesto a hablar si lo llaman". No obstante, casi todo el sector "susanista" del PSOE murciano asegura que "no va a entrar en el proceso". Los alcaldes y alcaldesas insisten en que están centrados en sus municipios y que lo deseable es salir del proceso cuanto antes y a ser posible unidos, para poder seguir trabajando.

De momento los socialistas murcianos tienen una semana para negociar antes de que se celebre el Comité regional del próximo viernes que ha de aprobar el calendario de primarias y congreso.

Es una situación nueva en el PSOE murciano, en la que todo puede pasar, todo está abierto y "todos están a la espera"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?