¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Mucho camino por andar en las zonas rurales para que la aceptación al colectivo LGTBI sea real

“Queda mucho camino por andar en La Mancha para que la aceptación al colectivo LGTBI sea real”. Sobre todo en los núcleos familiares. Así lo ha puesto de relieve el presidente de la Asociación Pro Bienestar Familiar de Villarrobledo, Pedro Eusebio Moya, en este 28 de junio, jornada en el que se celebra el Día del Orgullo del colectivo LGTBI.

Paradójicamente, los abuelos de las zonas rurales son los primeros en aceptar la sexualidad de sus nietos. Las nuevas generaciones están más polarizadas y es en las localidades de tamaño medio de la comarca donde existen mayores problemas para que la población acepte la diversidad sexual. En la comarca hay que seguir trabajando en la concienciación; sobre todo en el seno familiar, siguen encontrándose casos de rechazo frontal.

Son los propios afectados los que tienen que hacer que haya un cambio de aptitud por parte de los familiares. Desde la Asociación Pro Bienestar Familiar de Villarrobledo explican cómo. Hay que trabajar los sentimientos, el comportamiento y las ideas. Siendo esta última dirección la que realmente cuesta modificar.

Desde las administraciones, según señala Moya, se comienzan a dar los primeros pasos, y a los políticos de la comarca ya no tienen miedo de reconocer su sexualidad. Eso sí, entienden que desde las administraciones locales no se aporta nada nuevo en cuanto a políticas de Igualdad. Dice que todo lo que se hace en los pueblos está marcado desde las altas instancias de los partidos.

Además sigue existiendo un éxodo rural a la ciudad de aquellos que creen que en su núcleo rural no se lo pondrán fácil para vivir feliz con su sexualidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?