El Resurrection Fest calienta motores para su edición más grande

Los sonidos del hardcore y el metal inundarán Viveiro desde el lunes próximo con conciertos gratuitos y seguirán toda la semana con Rammstein como cabeza de cartel y un centenar de grupos entre ellos Rancid o Mastodon

Concierto de Trivium en el Resurrection 2013. /

El Resurrection Fest, que tendrá lugar del 5 al 8 de julio en Viveiro, crece en la edición del 2017, la decimosegunda. Este año el recinto del Resurrection es mayor y el número de bandas también aumenta. Tocarán 100 grupos internacionales en cuatro escenarios, uno más que en años anteriores.

Con todo esto, Viveiro espera la llegada de miles de personas provenientes de 30 países a partir del miércoles y jueves para disfrutar de los conciertos que este año tienen como cabeza de cartel a Rammstein, que actúan el viernes con un espectáculo gigantesco de pirotecnia y sonido. Bandas como Rancid, Dropkick Murphys, Anthrax o Mastodon serán otros de los platos fuertes de esta cita musical del verano.

El festival hardcore trasciende lo musical y es todo un revulsivo para la hostelería y el comercio no solo local sino de toda la comarca, de hecho, desde la organización destacan que el retorno económico para los negocios de la zona es de unos once millones y medio de euros.

Los directores del festival, David e Iván Méndez, animan además a visitar la comarca de A Mariña, en el norte de Lugo, durante toda la semana y fomentan la imagen del Resurrection como parque temático del rock. Así entienden que el Resu puede entenderse como un paquete turístico.

Así, para animar los días previos, el lunes y el martes habrá conciertos gratuitos prerresu que se organizan en colaboración con la asociación Centro Comercial Histórico. El lunes los conciertos serán en el conservatorio y actúan tres grupos y el martes otras tres bandas tocarán en el casino.

El "Resu" fue presentado en Santiago este miércoles en la Cidade da Cultura junto a representantes de la Xunta a través de Agadic, un día después ha sido el turno la presentación en Viveiro con la Diputación, ambas administraciones contribuyen con ayudas económicas a la celebración del festival. El presidente del organismo, Darío Campos, se acercó a la localidad para visitar el recinto dónde a partir del jueves se desarrollarán los conciertos y destacó que la Diputación es la administración que más contribuye al “Resu” con 130.000 euros, frente a los 40.000 que aporta la Xunta, y que lo hace por su capacidad para generar negocio en la zona.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?