¿Es perjudicial la instalación de granjas porcinas intensivas en Cuenca?

Ecologistas en Acción advierte de los riesgos de contaminación de aguas por los purines. El Gobierno regional aprobará 20 proyectos de este tipo siempre que "cumplan con la normativa"

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha recibido 20 solicitudes de ayudas para la instalación de granjas intensivas de porcino en la provincia de Cuenca. Proyectos que serán aprobados, de cumplir con la normativa medio ambiental, pero que han generado debate amplio entre la ciudadanía donde se instalarán algunas de las granjas, movimientos ecologistas así como la Consejería de Agricultura.

En algunos pueblos se han empezado a recoger firmas en contra de la instalación de estos proyectos, como Priego o Torrejoncillo del Rey. Mientras, Ecologistas en Acción no descarta crear una plataforma provincial en unos meses provincial para evitar la proliferación de la ganadería intensiva que en otras comarcas.

¿Por qué están en contra?

Según Ecologistas en Acción, este tipo de ganadería "es muy novedosa" en Casilla-La Mancha. Es una actividad que creará "pocos puestos de trabajo""genera una gran cantidad de purines" que derivan en problemas medio ambientales "en comarcas enteras", como así ha pasado en Cataluña. En esta región, según Carlos Villeta, portavoz de la organización en Cuenca, se ha rechazado de plano la instalación de granjas intensivas.

Villeta ha apuntado directamente al Gobierno regional como responsable de la proliferación de estas granjas puesto que "está subvencionado con hasta 100.000 euros por puesto de trabajo estas instalaciones". De hecho, afirma que "de no haber subvenciones" jamás se instalarían. 

En palabras del Gobierno regional...

Desde la Consejería de Agricultura, su director en Cuenca explica que las solicitudes se corresponden con la orden de ayudas de incorporación de jóvenes a la agricultura y con las subvenciones de planes de mejora. La proliferación de peticiones tiene que ver con las expectativas de desarrollo de las empresas cárnicas Incarlopsa en Tarancón y Frivall en Cuenca, además de otros mataderos de menor volumen en la provincia. "Nosotros apoyamos todo tipo de desarrollo siempre que esté controlado y vaya con la legalidad vigente", ha manifestado el director. 

Cuadrado ha reiterado que "hoy por hoy no tiene por qué haber problema" con respecto a los purines que generan estas granjas. Incluso afirma que la mayoría de ellas están planteadas para instalarse fuera de las zonas vulnerables de contaminación por nitratos de origen agrario.

El director provincial ha aclarado que la agricultura intensiva no tiene por qué competir con la extensiva. Así, añade que el Gobierno regional también está apoyando los modelos extensivos en el caso del vacuno y del ovino en Castilla-La Mancha. 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?