¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Declaración Unilateral de Independencia

La ley del referéndum prevé declarar la independencia si gana el 'sí'

El bloque independentista presenta la ley del referéndum, fundamentada en el derecho internacional y que estará por encima de cualquier otra ley que esté en vigor en Cataluña

Los diputados de Junts pel Sí (al fondo) y de la CUP que han presentado el proyecto de ley de referéndum de autodeterminación de Cataluña / ()

La ley del referéndum que diputados de juntos por sí y de la CUP han explicado esta mañana en el Parlament catalán no exige un mínimo de participación para considerar "vinculantes" los resultados. La norma establece un "régimen jurídico excepcional" que hace que su articulado "prevalezca" sobre cualquier otro con la que "pueda entrar en contradicción".

La diputada de la CUP Gabriela Serra insistía que los resultados de la consulta serán vinculantes y que 48 horas después de terminar el recuento, el presidente de la Generalitat tendrá que declarar la independencia y poner en marcha el proceso constituyente de la "nueva república catalana ", en caso de que gane el sí o, caso de que gane el no,"beber un poco de agua del Carmen" y convocar "unas nuevas elecciones autonómicas”.

El texto, que Juntos por sí y la CUP harán público en las próximas horas no establece ninguna participación mínima para dar por buenos los resultados. La diputada de Juntos por si, Marta Rovira ha dicho pero que un parte de la legitimidad de la consulta radica en que la participación sea elevada y que se pueda hacer una campaña electoral normal, con representación tanto de los que defienden el sí como los que apuestan por el No.

Sindicatura electoral

La ley prevé la creación de la Sindicatura electoral que deberá velar por el buen desarrollo de la consulta. El organismo estará formado por 5 juristas, nombrados por mayoría del Parlament a propuesta de los grupos. Ellos serán los encargados de decidir dónde se ubican las mesas electorales, revisar el censo que habrá elaborado el gobierno de la Generalitat y establecer los mecanismos para garantizar el voto por correo, también de los residentes en el extranjero.

Sobre el papel de los ayuntamientos y de los funcionarios, Lluis Corominas explicaba que la ley establece que todos "deben obedecer a este organismo", esta sindicatura electoral y poner a su disposición medios materiales y humanos. Esto incluye, en el caso de los ayuntamientos, las sedes y los espacios municipales donde habitualmente se instalan las mesas electorales. Si algún ayuntamiento se negó, decía Corominas, la Generalitat buscará espacios alternativos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?