¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

1-0El Govern cesa al 'número 2' de Junqueras, Josep Maria Jové, detenido por organizar el 1-O

Multa de 750 euros a los dueños de los perros que no limpian sus orines con agua

No podrán utilizar lejía o azufre para limpiarlo

Los dueños deberán limpiar el orín de los perros. / ()

El Ayuntamiento de Mataró, en Barcelona, ha aprobado por unanimidad, en el Pleno de julio, la nueva Ordenanza municipal sobre tenencia, protección y control animal del municipio. Entre las novedades de esta nueva normativa destaca que los dueños de los perros que no diluyan con agua los orines de su mascota sean sancionados con 750 euros.

El objetivo de esta nueva norma es asegurar la salubridad de la vía y espacios públicos y, además, evitar la degradación del mobiliario urbano. Al mismo tiempo, la ordenanza ha prohibido la utilización de azufre o lejía para diluir el orín de los perros en las fachadas de los edificios y las aceras. Tan solo se podrán usar productos comerciales específicos destinados a esa finalidad.

Los animales deberán vivir en un espacio con garantías de salud

La normativa también recoge que los animales domésticos tienen que contar con un espacio mínimo de 25 metros cuadrados en la vivienda (con ventilación, humedad, temperatura, luz y cobijo adecuados) y que no podrán quedarse solos durante más de 12 horas. También ha confirmado que los perros deberán ser sacados a la calle al menos dos veces al día, siempre atados y con las tarjetas censales.

Con el objetivo de impedir que la tranquilidad del vecindario sea alterada, la nueva ordenanza recoge que está prohibido dejar desde las 21.00 horas hasta las 08.00 a los animales en patios, terrazas, galerías y balcones a los animales que con sus sonidos, gritos o cantos estorben el descanso del vecindario.

Mataró regula las colonias de gatos

Por primera vez, el Ayuntamiento de Mataró regulará, gracias a la nueva ordenanza municipal, las colonias de gatos. Según la normativa, los gatos que conviven en el municipio agrupados en colonias forman parte de la fauna urbana. Por esa misma razón, deberán ser respetados y mantenidos en el espacio que ocupen.

Mientras tanto, el consistorio identificará las agrupaciones de gatos no identificadas con el objetivo de esterilizarlos, someterlos a un control sanitario, y devolverlos al mismo lugar. Por último, el ayuntamiento asegura que la colonia de gatos no se puede utilizar para depositar o abandonar gatos domésticos. Una nueva ordenanza que tiene como objetivo fomentar la convivencia facilitando que todas las personas puedan desarrollar sus actividades en libertad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?