¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

María Montávez, única condenada por la ocupación de una finca del BBVA

Absueltos el resto de militantes y simpatizantes que vienen ocupando y trabajando desde el 31 de marzo la finca sita en el paraje Plateras, Falda de San Cristóbal y Cortijo Aguardentero, termino municipal de Jaén capital

MaríaMontávez (en primer plano) durante la ocupación de lafinca del BBVA /

Según explica el propio SAT “el juez del Juzgado número 2 de Jaén ha dictado sentencia sobre el juicio que se celebró el pasado 23 de junio contra 20 compañeros y compañeras por la ocupación del Cerro Libertad.

Resultado: una compañera (María Montávez, responsable de organización del SAT  Jódar, la cara más visible) condenada a 180€ de multa, 19 absoluciones y orden de desalojo cautelar.

Hay que recordar que la mayoría de identificadas lo fueron un día en que se convocó públicamente una jornada de trabajo voluntario. Ocasión que aprovechó la Subdelegación de gobierno para montar un dispositivo desproporcionado en ambas entradas de la finca para identificar a todo el que por allí pasaba.

No contentos con usar estos nombres para imputarles en el juicio, la Subdelegación por su cuenta les multaba por "ocupación temporal", causa que fue recurrida por el SAT hasta que no se celebrara el juicio.

Finalmente, el juez solo ha podido condenar a una compañera y reconocer que ha habido dos personas más que están pernoctando en el Cortijo pero que no han podido ser identificadas.

Desde hoy se cierne sobre el Cerro la amenaza de desalojo, así que hay que estar alerta para llevar a cabo las acciones que san necesarias.

Después de 3 meses y medio de trabajo voluntario, recuperación de la tierra y el cortijo, no vamos a permitir que esta tierra caiga otra vez en las garras de la especulación bancaria”.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso esta redacción, remitida por la propia condenada, se hace constar en el fallo “Que debo condenar y condeno María Montávez Sánchez, como autora criminalmente responsable de un delito leve de usurpación ya definido a la pena de tres meses de multa con una cuota diaria de 2 euros con apremio personal subsidiario de un día de privación de libertad por cada dos cuotas que resultaren impagadas, en el plazo de 15 días, desde que a ello fuere requerida. Todo ello con imposición de las costas procesales causadas en esta causa.

Que debo absolver y absuelvo del delito de usurpación de bien

inmueble …. Al resto de los acusados…. En ejecución de sentencia se procederá al desalojo del inmueble y la entrega de la posesión a su titular, siendo requerida cualquier persona que se encuentre en el interior del mismo contra la voluntad de su dueño para que lo abandone con restitución a su propietario, con los apercibimientos legales procedentes”.

En el desarrollo de la sentencia, como hechos probados, queda demostrado que “María Montávez Sánchez y al menos otras dos personas más cuya identidad no consta han permanecido ocupando el inmueble y pernoctando en la edificación que allí se encuentra, pese a ser requeridos para que abandonen la finca por agentes de la Guardia Civil”.

En los fundamentos jurídicos, en los que se basa la sentencia, “de otra manera ha de catalogarse la conducta de quien de forma clara, firme y espontánea reconoce que ha ocupado y pretende continuar ocupando la finca de forma permanente, como así ha declarado en el acto del juicio, la acusada, quien justificando su actuación en el hecho de que la finca se encontraría en mal estado de cultivo, admite que accedió al interior del inmueble, que ha permanecido en la misma sin contar con la voluntad de su dueño, que junto con otras dos personas a quienes no ha deseado identificar ha arreglado el interior del inmueble que contiene la finca, y en definitiva que se mantiene en la misma con apoyo logístico de otras personas. Esta admisión de tales hechos evidencia un ánimo de usurpar el inmueble, que traspasa la mera acción de denuncia y que, como acertadamente indica el letrado de la acusación particular, impide cualquier acto de aprovechamiento o cultivo de la finca por su titular o la persona que pudiera hacerlo por cuenta de su titular”.

“Del mencionado delito debe responder la única acusada respecto de la que se ha practicado prueba suficiente para acreditar que pretende usurpar el inmueble, María Montávez Sánchez, al amparo de lo dispuesto en el artículo 28 del Código Penal al haber ejecutado directamente los hechos que la integran, siendo prueba de cargo suficiente para enervar la presunción de inocencia que la ampara, fundamentalmente, el reconocimiento firme y expreso que la misma ha realizado de la conducta que se ha declarado probada. La mera identificación policial que se ha aportado junto con el atestado no evidencia que el resto de los denunciados tuviera intención de permanecer en el interior del inmueble de forma indefinida o prolongada, vocación de permanencia que requiere el tipo, ninguna prueba se ha aportado para acreditar tal extremo que se considera nuclear del tipo penal, salvo en lo referente a la admisión de los hechos de la citada denunciada, quien reconoce los mismos y en el legítimo derecho que le asiste no desea manifestar quienes más la acompañan en dicha actuación, sin que se tenga constancia de dichas identidades…”.

Cargando