¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Una mujer da a luz en la calle gracias a la ayuda de dos policías locales

Mirela prentendía ir andando al Hospital 'Alto Guadalquivir', acompañada de su hija pequeña, pero las contracciones fueron a más

Mirela rompió aguas a la altura del número 18 de la calle Emperado Adriano y la pequeña Rebeca sacó su cabeza súbitamente /

Dos agentes prestaron auxilio a una mujer embarazada, a la que encontraron tirada en el suelo del portal número 18 de la calle Emperador Adriano de Andújar con signos de dolor, donde dio a luz poco después.

No puede haber noticia más bonita para un domingo de verano, si bien la historia comenzó de forma angustiosa. Mirela, la mamá, pretendía ir al hospital andando, acompañada por su hija pequeña. Pero pero por el camino empezó a sentir contracciones y comenzó a dilatar hasta el punto de impedirle mantenerse en pie. Eran las 7:55 h.

Por suerte, los agentes patrullaban por las cercanías de la citada calle cuando fueron requeridos por una niña, la hija de Mirela, que les indicó que su mamá estaba dolorida y tendida en el suelo.

Mirela rompió aguas a la altura del número 18 de la calle Emperado Adriano y la pequeña Rebeca sacó su cabeza súbitamente. Los agentes no lo dudaron ni un momento y tras alertar por radio a Base, comenzaron las técnicas necesarias para auxiliar el parto. Para ello llegaron a utilizar como material un reloj táctico que lleva incorporada una cuerda y una navaja policial.

Dos agentes prestaron auxilio a una mujer embarazada, a la que encontraron tirada en el suelo del portal número 18 de la calle Emperador Adriano con signos de dolor, donde dio a luz poco después / Google Maps

Tras producirse el parto, la principal preocupación de los policías fue comprobar que la niña respiraba y realizar, con el improvisado material, el corte del cordón umbilical para que no representase peligro para la bebé, que comenzó a llorar al instante.

Seguidamente llegó la asistencia sanitaria para trasladar a la mujer y a la niña hasta el Hospital ‘Alto Guadalquivir’ de Andújar, donde ambas se encuentran en perfecto estado de salud.

Seguro que ni los dos agentes, ni Mirela, ni Rebeca y su hermana, olvidarán aquel ‘amanecer’ del domingo 16 de julio de 2017.

Cargando