¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Jesús Ruiz Molina, nuevo obispo ribereño

Nacido en la Cueva de Roa hace 58 años, este misionero comboniano ha sido nombrado por Francisco obispo auxiliar de la diócesis de Baagassou, en la República Centroafricana

El nuevo obispo burgalés Jesús Ruiz lleva más de treinta años al servicio de la pastoral africana /

República Centroafricana

El papa Francisco acaba de nombrar la pasada semana como obispo auxiliar de la diócesis Centroafricana de Baangassou al misionero comboniano burgalés Jesús Ruiz Molina, nacido en la Cueva de Roa hace 58 años. Su estancia en la Ribera fue breve, motivada por el trabajo de ferroviario de su padre, por lo que enseguida se trasladó a Miranda de Ebro donde pasaron los primeros años de su infancia y desde donde se trasladó al Seminario Menor de Burgos para terminar su formación religiosa en su juventud con los misioneros combonianos. Con esta orden religiosa lleva trabajando por África más de tres décadas: primero durante 15 años como misionero en el Chad. Posteriormente se trasladó a Granada como formador de misioneros laicos. En esta última etapa lleva casi una década conviviendo y trabajando con pigmeos en la selva de la República Centroafricana, un país que atraviesa una cruel guerra fratricida, de la que el propio Jesús Ruiz hablaba hace unos meses, durante la celebración del Domund, en una entrevista concedida a la delegación de medios de comunicación de la Diócesis de Burgos.

Pese a la convulsa situación del país y el miedo que reconoce haber pasado en algunos momentos, este sacerdote ribereño disfruta de las relaciones humanas con las personas a las que acompaña en su labor pastoral. Ruiz asegura que su misión no consiste en “bautizar, ni hacer adeptos, sino compartir la vida y la alegría del Evangelio de Jesús con aquellos que la aceptan”. Por eso afirma que la primera labor del misionero consiste en hacerse vulnerable y aprender de aquellos a los que quiere acompañar, comenzando por sus modos de vida y su cultura.

A partir de ahora Jesús Ruiz Molina apoyará la labor del también obispo español Juan José Aguirre, quien ya ha tenido que afrontar situaciones especialmente complejas al actuar como escudo humano para evitar masacres contra la población musulmana en una guerra que aparece como lucha de religiones, cuando quienes la viven en primera persona como el nuevo obispo ribereño aseguran que está motivada por la pobreza extrema.

Cargando