¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

"Mis compañeros no se lo creían"

Hablan Kevin y Orellana, los dos descartes de Vicente Vargas tras el error del técnico con las fichas sub23

Kevin y Orellana en la presentación del equipo en Carrefour Sur /

El pasado viernes comenzaba la pretemporada con sorpresa. El club recibió durante la mañana una circular de la RFEF en la que afirmaba que los jugadores sub23 serían los nacidos desde el 1 de enero de 1995 en adelante, por lo que Kevin Gil y Chato (ambos nacidos en 1994) no ocupaban esas fichas. Vargas se veía obligado a hacer dos descartes para dar entrada a otros dos futbolistas que sí sean sub23 para poder cerrar la plantilla. Kevin y Orellana eran los damnificados por una situación que califican de injusta.

Kevin Gil declaraba que Vargas le llamó al vestuario y le dijo en privado que se había enterado esa misma mañana que no era sub23. “Decidí quedarme a entrenar para despedirme de mis compañeros. Ellos no se lo creían”. El central anda bastante decepcionado con el club y, aunque no le faltan ofertas dice que le “cuesta elegir equipo. Llevo luchando por estar aquí en casa mucho tiempo. Después de los tres meses que he estado apartado estaba deseando volver”. Guadalcacín, Antoniano, Rota y Portuense se han interesado en él y en los próximos días dará una respuesta.

Orellana, por su parte, se muestra ya hoy más animado. “La mayoría de mis compañeros se quedaron extrañados, algunos me llamaron esa misma noche”. Además, dice haber recibido el apoyo de mucha gente del club durante el fin de semana. El central no cierra la puerta a una posible vuelta en el futuro y es, cuanto menos, curioso que Vargas prescinda del segundo jugador que más minutos disputó la pasada campaña. A partir de ahora le toca mirar hacia el futuro y, según dice, “hay buena predisposición con el Guadalcacín. Estoy esperando a que me llame Alberto Vázquez que quedó en hacerlo durante el día de hoy”.

Mientras, Vicente Vargas declaraba en Diario de Jerez que “esto es fútbol y hay que tomar decisiones difíciles. Quien vea mala intención está totalmente equivocado. Kevin y Orellana son jugadores muy válidos como ya demostraron la temporada pasada pero hemos tenido un problema y tenía que tomar una decisión técnica. Tengo que aplicar un criterio de polivalencia y como centrales tenemos ya a Paco Borrego, Dani Hedrera, Polaco e Isra, además de Guerrero y Chato que también pueden jugar de centrales. Es una decisión dolorosa, pero los chavales no se van a quedar tirados”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?