¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Lo (Mario) Cortés sí quita lo valiente

El conflicto del Ayuntamiento con los bomberos es ya demasiado largo y enredado como para sintetizarlo aquí en medio minuto. Esto viene de años atrás. Y en enero el pleno incluso votó la reprobación del concejal de Seguridad, Mario Cortés, y el jefe de bomberos de su confianza.

Y ahí sigue el conflicto encallado.

Pero el sábado sucedió algo estupefaciente: Mario Cortés, que en su momento incluso tuvo ínfulas de delfín, amenazó en Twitter con desvelar las nóminas de los bomberos, invocando cínicamente la transparencia.

Por supuesto, la transparencia es deseable. Claro que sí. Pero nadie creerá que ese es el verdadero propósito de Mario Cortés. Ha tenido tiempo sobrado antes. Ya no cuela. Lo que Cortés hace es amenazar indignamente con echar a la opinión pública contra los bomberos –es la misma técnica que ya se usó con Limasa– a sabiendas de que los sueldos altos generan mucha hostilidad.

Que conste que yo no soy partidario de gremios con privilegios corporativos. Ya sean estibadores o funcionarios de la gerencia de Urbanismo o bomberos. Quienquiera que sea. Pero me sorprende que de un tiempo a esta parte el alcalde tolere que los matoncillos de su equipo, ya sea Pomares o Cortés, se dediquen a amedrentar a funcionarios, periodistas o cualquiera que incordie.

¿O es directamente el alcalde quien los envía?

Sea como sea, ya es un fracaso en toda regla cuando se asume la incapacidad de solucionar problemas, y lo que se intenta es silenciarlos con malas artes.

En fin, el gesto prepotente de Mario Cortés en realidad delata debilidad y cobardía. Está claro que a veces lo Cortés sí quita lo valiente.

Cargando