¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Presentan una denuncia contra la alcaldesa de Alhaurín El Grande por negarse a modificar el nombre de Villafranco del Guadalhorce

Denuncia por prevaricación. Es la única localidad andaluza que aún mantiene en su nombre referencias al dictador

La Asociación Memorialista Ranz Orosas (AMRO) presenta este martes una denuncia por prevaricación contra la alcaldesa de Alhaurín El Grande, Toñi Ledesma, por negarse a quitar el nombre de Villafranco del Guadalhorce a la pedanía de esta localidad

Villafranco del Guadalhorce, según esta asociación, es la única localidad andaluza que mantiene referencias al dictador. Una pedanía creada en los años 50 por el Instituto Nacional de Colonización dedicando su nombre a Francisco Franco. Por tanto, dicha denominación franquista, supone una vulneración del artículo 15 de la comúnmente denominada Ley de Memoria Histórica, así como del artículo 32 y siguientes de la Ley 2/2017, de 28 de marzo, de Memoria Histórica y democrática de Andalucía según la denuncia a la que ha tenido acceso esta emisora.

Las otras dos localidades andaluzas que mantenían en su nombre referencias a la dictadura, Bembézar del Caudillo en Córdoba y Queipo de Llano en la localidad sevillana de Puebla del Río ya cambiaron su denominación.

Desde el año 2015 se viene requiriendo a la alcaldesa que cambie el nombre de la localidad para adaptarlo a la Constitución Española a lo que Toñi Ledesma se ha negado sistemáticamente.

Para la Asociación memorialista esta postura, de la alcaldesa independiente procedente del PP, vulnera las leyes nacionales y andaluzas de Memoria Histórica y constituye un delito de prevaricación del artículo 404 del Código Penal castigado con hasta quince años de inhabilitación para cargo público y para presentarse a unas elecciones.

Eduardo Ranz, abogado de la Asociación Memorialista asegura que:" Tal y como reconoce la exposición de motivos de la norma andaluza, la IIª República es el antecedente inmediato de la actual democracia, la posguerra fue de una extrema dureza y de enorme sangría para el pueblo andaluz. Blas Infante, como Padre de la Patria Andaluza, fue asesinado por una Andalucía libre, por todos ellos, no tenemos porqué soportar pueblos dedicados a traidores, dictadores o asesinos, al calor del miedo y la dictadura".

Paralelamente a la denuncia en los juzgados de instrucción de Málaga la asociación ha presentado un escrito ante la Dirección General de Memoria Democrática de Andalucía en la que piden que se tomen medidas en este asunto.

Cargando