Localizan huesos de bisonte y rinoceronte en la Cueva Negra

El yacimiento caravaqueño es clave a nivel mundial para el estudio de los primeros homínidos

El yacimiento caravaqueño de la Cueva Negra, situado en el Estrecho de La Encarnación, continúa arrojando importantes datos y hallazgos sobre el comportamiento de los primeros homínidos. El arqueólogo Mariano López, ha hecho balance de la última campaña de excavación en la que ha destacado el hallazgo de huesos de bisonte y rinoceronte.

El equipo de la Asociación Murciana para el Estudio de la Paleoantropología y el Cuaternario (Mupantquat) y de la Universidad de Murcia se desplazó a la cueva, junto a voluntarios de universidades de Estados Unidos, Australia, Reino Unido y Portugal el 30 de junio. Allí han estado trabajando en la excavación de los niveles más profundos, dónde se documenta el fuego (detectado por primera vez en 2011), siendo la más antigua de las encontradas en yacimientos paleolíticos europeos.

En la campaña de 2017 se han hallado importantes restos de fauna y sílex afectados por la combustión, así como numerosos restos de fauna extinta, como un gran fragmento de tróclea humeral de un bisonte y una gran pieza dentaria de un rinoceronte.

"Entre los restos aparecidos este año cabe destacar una variada industria lítica, que muestra un tratamiento y procesado del material muy llamativo y avanzado para la época tan antigua en que fue frecuentado" ha explicado López.

En cuanto a los restos de fauna, aparecen numerosos restos de micromamíferos y también restos de grandes mamíferos de los que se pueden extraer conclusiones sobre los modos de vida y subsistencia del ser humano de tan remota época.

Ahora, dice, que continúan trabajando para recuperar herramientas que fabricaban los homínidos que vivían en la Cueva Negra.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?