¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles alerta sobre la formación de cálculos renales en verano

Asegura que la falta de hidratación en verano favorece su formación

El doctor Miguel Sánchez Encinas, jefe de Servicio de Urología del Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles /

El Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles ha recomendado una hidratación "adecuada" durante el verano no solo para mantener un "correcto equilibrio hídrico" sino también para reducir la formación de cálculos en el riñón o la aparición de litiasis urinaria.

Los expertos médicos señalan como la falta de hidratación en verano favorece la formación de cálculo renal. El incremento de pérdidas de agua por la sudoración produce una sobresaturación de cristales en la orina que facilita la aparición de litiasis renal, una patología que se produce entre los 30 y los 50 años y que supone el tercer motivo de consulta en Urología, cuya incidencia aumenta durante el periodo estival.

Una adecuada hidratación, disminuir la ingesta de sal y reducir el consumo de proteínas animales son las medidas más comunes para hacer frente a esta patología; ya que "las dietas ricas en sal favorecen una eliminación excesiva del calcio, y por lo tanto, un incremento de cristalización y precipitación favoreciendo la formación de la litiasis renal", como señala el doctor Miguel Sánchez Encinas, jefe de Servicio de Urología del Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles.

En cuanto a los síntomas, los especialistas señalan que el más frecuente es el dolor de tipo cólico en la zona lumbar irradiado hacia la región inferior del abdomen con náuseas y vómitos asociados, que puede ir acompañados de un incremento miccional y de sangre en la orina.

Además, resulta llamativo como indica el doctor Sánchez Encinas la variación existente entre el número de casos registrados en distintas zonas de Madrid. Así por ejemplo, la zona oeste y noroeste, presenta un índice mayor de personas afectadas por esta patología. Entre las causas que barajan los especialistas a las que se puede deber esta diferencia se encuentra en las distintas acometidas de agua que suministran la región. Por ejemplo, esta zona de Madrid se dota de las aguas del área del pantano de San Juan, que puede tener más sales y sodio que pueden favorecer esa diferencia.

Cargando