¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los peregrinos no deben ser los mejores amigos de los perros

La relación que el peregrino establece a menudo con los perros en el Camino termina siendo perjudicial para estos

Es frecuente que, al paso de los peregrinos por muchas aldeas, muchos perros les salgan al Camino y, tras alguna carantoña del caminante, los animales decidan continuar la ruta con ellos.

Se establece así una relación entre ambos en la que los perros pueden llegar a recorrer largas distancias, que a menudo sólo se ven interrumpidas cuando el peregrino llega a su lugar de pernocta. Y es ahí, en el entorno urbano, donde muchos animales se desorientan y ya no consiguen volver a su casa, pasando desde ese instante a ser perros aparentemente abandonados.

Con el incremento de peregrinos durante el verano se está agravando este problema en el Camino de Santiago, como nos cuenta Teresa Capellá, presidenta de la Asociación Protectora de Animales Huellas de Sarria

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?