¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Fin de semana negro en Ourense

Cuatro incendios forestales en Vilardevós, Laza, Xinzo y Lobios han quemado más de 1.500 hectáreas

La situación del foco de Laza / BRIF Laza

Fin de semana negro en la provincia de Ourense, donde la lucha contra el fuego se desplegó por toda la provincia. Hasta once conatos llegó a registrar la Consellería de Medio Rural, aunque solo tres frentes aparte del gran incendio de Verín y Vilardevos alcanzaron la categoría de incendio forestal.

La peor parte sigue en la zona de Vilardevós, donde los últimos datos señalan que se encuentra ya bajo control el incendio que se iniciaba en un pinar repoblado de Verín y que ya ha calcinado 1361, 27 hectáeras. Según los servicios de extinción, el fuego evoluciona favorablemente, después de desplegar sobre el terreno cinco técnicos, sesenta y un agentes forestales, ciento siete brigadas, sesenta y nueve motobombas, siete palas, dieciocho helicópteros y nueve aviones. También están desplegados efectivos de la Unidad Militar de Emergencias, los Grupos de Emergencia Supramunicipal de Laza y los bomberos comarcales de la zona.

En Laza, precisamente se abría el último foco en la parroquia de Camba. Comenzaba a última hora de la tarde del sábado y quedaba oficialmente estabilizado en la media tarde del domingo. Las mediciones de la Xunta marcan setenta hectáreas quemadas de monte raso. El dispositivo de extinción está formado por un técnico, cinco agentes forestales, dieciocho brigadas, seis motobombas, una pala, ocho helicópteros y cuatro aviones.

Otros dos frentes movilizaron a los efectivos durante el fin de semana: por un lado, el incendio de la parroquia de Damil, en Xinzo de Limia, que ha quedado extinguido tras quemar treinta y seis hectáreas y media, la mitad de monte raso. Sobre el terreno trabajaron cuatro agentes, catorce brigadas, seis motobombas, cuatro helicópteros y cuatro aviones.

Y cuarenta hectáreas más ardían en Lobios en un incendio que ya se encuentra extinguido. 38 hectáreas quemadas han sido de monte raso y otras dos de arbolado. Han trabajado en él cuatro agentes, dieciocho brigadas, seis motobombas, una pala, nueve helicópteros y seis aviones.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?