¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PÍLDORAS DE PSICOLOGÍA

“Las rabietas infantiles no se pueden evitar, pero sí se pueden minimizar”

El psicólogo Alberto Soler da las claves tanto a padres como a los abuelos sobre la forma más adecuada de gestionar las rabietas de los niños

Las rabietas se definen como la frustración ante un deseo que no puede ser satisfecho. Y por esa situación pasan todos los niños del mundo. Esta situación de estrés, si no se sabe gestionar, puede derivar en una situación futura bastante tensa en el seno familiar.

El psicólogo Alberto Soler reconoce que aunque hay que educar con límites, no siempre es fácil plantarse y no ceder ante las peticiones de los pequeños (una golosina a una hora inadecuada o un juguete que no es posible ser adquirido). Lógicamente, a los niños no les parece bien y surge la rabieta en cualquier momento y lugar, casi siempre inoportuno.

Según Soler, los padres tienen que saber que las rabietas no se pueden evitar, puesto que forman parte de la formación de la personalidad de los pequeños, pero sí se pueden minimizar empatizando con ellos y ayudándoles. Una de las mejores formas es la de agacharse para ponerse a su nivel, mirarles a los ojos y hablarles en un tono calmado. Lo que no sirve de nada es perder el control ante estas situaciones comprometidas.

Cargando

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?