¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿Qué hace la Unidad Militar de Emergencias en las ruinas de una iglesia de Cuenca?

Esta vez no colaboran en la extinción de un incendio forestal. La UME está apuntalando los arcos de la iglesia de San Bartolomé de Moya para garantizar la seguridad de cara a unos futuros trabajos arqueológicos y de restauración

Trabajos de la UME en Moya. /

La Unida Militar de Emergencias, la UME, está apuntalando los arcos de la iglesia de San Bartolomé de Moya para garantizar la seguridad de las ruinas. Se trata de una labor poco habitual del Ejército Español pero que es necesaria en este caso de cara a los trabajos arqueológicos que se van a desarrollar a partir de septiembre. Nos lo ha contado en ‘Hoy por Hoy Cuenca’, el arqueólogo Michel Muñoz, de la empresa conquense Ares Arqueología, que dirige los trabajos.

Entrevista con Michel Muñoz en 'Hoy por Hoy Cuenca'. / Paco Auñón

En Moya solo quedan las ruinas de lo que fue en su día, una de las villas castellanas más influyentes en el límite de Castilla con Aragón y Valencia, pero hoy es un pueblo abandonado. Capital del Marquesado que lleva su nombre, Moya tuvo siete puertas y siete iglesias, pero con el avance del siglo XX sus últimos habitantes abandonaron las casas y la villa quedó despoblada.

Castillo de la villa de Moya. / Paco Auñón

El proyecto de obra de restauración de la iglesia de San Bartolomé de Moya, promovido por la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Moya, contempla la rehabilitación y el cubrimiento del edificio con una nueva techumbre. Ana Marín es la arquitecta y Miguel Ángel Carrasco es el aparejador.

La estructura permitirá mantener la seguridad. / Ares Arqueología

Durante estos días de agosto, la UME está instalando un armazón de madera, “una cercha en torno a la puerta principal y otra bajo el único arco de la bóveda que aún se mantiene en pie”, explica Michel Muñoz, quien ha añadido que “fue el propio presidente de la Diputación, Benjamín Prieto, quien medió para que la UME intervenga en Moya”.

Michel Muñoz está dirigiendo estos días “las catas previas a la excavación arqueológica que se desarrollará en septiembre, una labor necesaria y que debe realizarse antes del trabajo arquitectónico”, dice.

Será entonces cuando se extraigan los escombros acumulados en el interior de la iglesia, “Cuando te metes en una iglesia en ruinas, aunque lo veas desde fuera, nunca sabes la necesidad que va a tener, es decir, tú puedes hacer un proyecto de arquitectura sobre ruinas, empiezas a retirar escombros y no sabes con lo que te vas a encontrar. No podemos arriesgarnos a sorpresas que provoquen después modificados y retrasos. Con estos estudios arqueológicos vamos a conocer el edificio”. A partir de ahí comenzarán los trabajaos de restauración “que se sucederán de forma inmediata de unos diez días", dice Muñoz.

Trabajos de la UME en la iglesia de San Bartolomé de Moya. / Ares Arqueología

La iglesia de San Bartolomé estaba en uso hasta los años 30 del siglo XX cuando aún hacía parada en ella la procesión de los Septenarios de la Virgen de Tejeda. El edificio contaba con una rica decoración barroca, aunque también se han localizado restos pictóricos góticos, por lo que los arqueólogos datan esta iglesia a mediados del siglo XIV.

Ruinas de la iglesia de San Bartolomé. / Paco Auñón

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?