¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La sequía moviliza al sector agrario de Ávila

Se manifestarán para pedir ayudas directas ya que calculan pérdidas de 100 millones de euros en la provincia

Ávila es la provincia con peores rendimientos en el cereal /

Las Organizaciones Agrarias de la provincia -UCCL, ASAJA Y UPA- han convocado asambleas en varias comarcas para movilizar al sector agrario de cara a la manifestación que han convocado en Valladolid, el 30 de agosto. Esperan fletar al menos 10 autobuses para trasladar a los manifestantes.

El objetivo de la manifestación es exigir a la Junta de Castilla y León que apruebe ayudas directas para paliar las pérdidas provocadas por la sequía y las heladas.

En toda la comunidad la sequía ha hecho estragos. Pero en Ávila los agricultores recogerán bastante menos producto por hectárea que en otras provincias. En la zona de secano la producción, de media, ha sido de 575 kilos de trigo y 475 kilos de cebada por hectárea. En las fincas de regadío la producción ha sido también baja, de 3.341 kilos de trigo y 3.173 kilos por hectárea.

"Este año ha sido aún peor que la sequía de 1992, porque también el regadío se ha visto perjudicado por las heladas", explica Jesús Muñoz, presidente de UCCL en Ávila.

Pérdidas de 100 millones de euros en Ávila

Las ayudas ofrecidas por la Junta y el Ministerio "no sirven para nada", según las OPAS. Se han comprometido a facilitar créditos a bajo interés, beneficios fiscales o anticipos de la PAC. Pero lo que reclama el sector son ayudas directas, las llamadas  de mínimis, que la Unión Europea permite en casos excepcionales como puede ser éste. Ayudas que serían solo para los agricultores a título principal.

Joaquín Antonio Pino, de ASAJA, cifra las pérdidas en unos 100 millones de euros en Ávila y unos 1.500 millones en toda Castilla y León. Y sobre el plan de ayuda de unos 2 millones de euros anunciado por la Consejería de Agricultura, dice que "nos está engañando y nos toma por tontos".

Los agricultores de la Moraña son los primeros en sentir las pérdidas por la sequía, pero también va a afectar a los ganaderos del resto de la provincia. Nacho Senovilla, de UPA, hace un llamamiento para que también acudan a la manifestación del 30 de agosto ya que a partir de octubre empezarán a notar los problemas por la falta de alimento para el ganado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?