¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

A los pueblos, sí; a las casas, no

  • A pesar de los esfuerzos para llevar la banda ancha a toda la geografía, los pueblos sufren cortes y más dificultades para conectarse por banda ancha que en las ciudades.
  • Mientras, en algunos pueblos ponen ya en marcha servicios para hacer llegar la información municipal a sus vecinos

La banda ancha llega a los pueblos pero no a las casas. Es lo que denuncian vecinos y empresarios de las localidades más pequeñas, donde las grandes empresas telefónicas no corren con los gastos que supone llevar la conexión desde los nodos instalados por la administración pública hasta los domicilios.

Bandos municipales por WhatsApp y app

Esther Orera

Los ayuntamientos se van incorporando las nuevas tecnologías. A las páginas web, cada vez más elaboradas y con mayores servicios, se suman los perfiles en redes sociales, como Facebook y Twitter. Pero se busca más inmediatez y llegar a un mayor número de vecinos. El teléfono móvil se está convirtiendo en un aliado para la emisión de bandos municipales.
Periodos de pago, cortes de vías públicas o de agua, información sobre emergencias y actividades culturales son algunos de los contenidos de "Daroca informa", una lista de difusión de WhatsApp que comenzó a dar sus primeros pasos en diciembre, como explica Mamen Sebastián, bibliotecaria y responsable del servicio de este municipio de 2.000 habitantes. No se trara de un grupo al uso de este servicio de mensajería instantánea sino que el ayuntamiento emite mensajes privados a los 200 usuarios que están dados de alta en el servicio.
En Villanúa (Huesca), el espíritu es el mismo pero la solución, diferente: Acaban de lanzar una aplicación para teléfonos móviles denominada "bandomóvil", y que sustituye - en las pantallas de los teléfonos inteligentes - al tablón del ayuntamiento. Está disponible para Android e IOS pero, además, se puede descargar a través de códigos QR.
A pesar de las nuevas tecnologías, los tablones de anuncios por escrito en papel con los bandos municipales siguen existiendo, tanto en Daroca como en Villanúa: las personas mayores no acceden a estos nuevos sistemas de comunicación.

La calidad del servicio de internet en el medio rural sigue siendo deficiente, a pesar del esfuerzo del Gobierno de Aragón para llegar a todo el territorio. El aumento de población durante el verano, acrecienta el problema. En Moscardón, por ejemplo, "es muy desesperante", señala Begoña Sierra, gerente de la Asociación de Empresarios Turísticos de la Sierra de Albarracín. "Esta mañana una persona me comentaba que ha ido al médico y ya es la segunda vez que pasa que no iba Internet y no le han podido hacer el volante, al médico no le habían llegado las citas", detalla. "Nos afecta a todo: a las empresas y a la vida diaria", incide.  

Lo paradójico es que, a pesar del esfuerzo del Gobierno de Aragón para llevar la banda ancha a los municipios, los vecinos y empresas no se ven beneficiados. Bernardí Albarracín, un empresario hostelero de Burbáguena, argumenta que "se llenan la boca de que fibra óptica llega a lo pueblos pero no llega a las casas porque si tenemos la fibra óptica" pero "en lugar de una cañería gorda le metemos una pequeña, no ganamos ancho de banda y un pueblo no puede asumir el cableado". Este empresario está convencido de que la solución es la tecnología Wimax; sin cables ni obras, "como las antiguas parabólicas, es baratísimo y rápido y es funcional". 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?