¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Azúcar, carnes rojas y poca fruta en la infancia, causas de riesgo cardiovascular en la edad adulta

Es lo que se desprende de un estudio en el que ha participado la Universidad de Zaragoza sobre nutrición en niños. Si los patrones alimentarios no son saludables, las posibilidades de sufrir inflamación sistémica aumentan y también el riesgo cardiovascular

Lo que comen los niños en la infancia condiciona su predisposición a sufrir enfermedades cardiovasculares en el futuro. Lo ha demostrado un estudio multi-céntrico que se ha llevado a cabo simultáneamente en 9 países europeos. En España se ha ocupado el grupo GENUD (Growth, Exercise, Nutrition and Development) de la Universidad de Zaragoza.

La investigación sobre más de 4.000 niños entre 2 y 9 años acerca de su consumo de ciertos alimentos arrojó que aquellos que toman preferentemente productos azucarados o procesados y carnes rojas y poca fruta y verdura tienen un 39% más de probabilidades de desarrollar un estado inflamatorio crónico. De normal, la inflamación es un respuesta temporal y a corto plazo del organismo ante un agente externo. Pero este estudio ha observado una anomalía: los componentes o biomarcadores que generan inflamación se encuentran en grandes cantidades en la sangre de sujetos muy jóvenes. Todo se debe a que no comen sano. Que aumenten estos biomarcadores en niños tan pequeños es una mala señal, puesto que indican un riesgo mayor de padecer enfermedades cardiovasculares en la etapa adulta.

"Hace años, estos biomarcadores se veían elevados en adolescentes y adultos jóvenes", señala la responsable del estudio, Esther González, "pero cada vez es más normal en niños pequeños. Es decir, tienen ya como un estado de pre-enfermedad cardiovascular. Por eso es importante tener en cuenta los marcadores, que cada vez aparecen a edades más tempranas porque, a la larga, estos niños pueden desarrollar enfermedad cardiovascular precoz".

Es fundamental educar a los hijos en una alimentación saludable, ya que "un adulto sabe lo que está comiendo, tiene herramientas, pero en el caso de los niños son los padres los que les están dando la comida", concluye la experta. Es en la infancia, además, cuando se establece el comportamiento alimentario de la persona.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?