¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los servicios de salvamento, preocupados ante el aumento de imprudencias en las playas

Aumentan los rescates en una temporada con menos bañistas. Los socorristas alertan de la falta de atención a sus indicaciones con, cada vez, más conductas irresponsables en las playas

Los rescates en las playas asturianas aumentan, a pesar de ser un verano 'flojo' /

A pesar de que la temporada de baños, a causa del tiempo, está registrando menos afluencia en los arenales asturianos, el número de rescates que contabilizan muchos de los servicios de salvamento está aumentando. El problema no es nuevo, viene notándose desde hace unos años y responde a una tendencia al alza de las imprudencias de muchos bañistas. Así lo cuentan algunos de los coordinadores de los servicios de salvamento de muchos concejos de la región. Una preocupación que se ve incrementada ante los continuos desplantes que sufren los socorristas en nuestras playas. Este lunes, los socorristas de la playa llanisca de Borizo tuvieron que solicitar la ayuda de una patrulla de la Guardia Civil ante la negativa de un bañista a seguir las indicaciones de los servicios de salvamento, negativa que acompañó con insultos al personal. También ayer, en la playa de salinas, los agentes tuvieron que intervenir para obligar a unos surfistas a abandonar la zona de baño, algo que los socorristas llevaban pidiéndoles un buen rato.

Estas son situaciones que, desgraciadamente, se dan muy a menudo en las playas asturianas. El coordinador de salvamento de las playas de Castrillón, Ignacio Flórez, lo deja ver a las claras: “Estamos realizando demasiados rescates e intervenciones en una temporada con menos bañistas”. En el origen de todo esto se encuentra la falta de atención del público hacia las indicaciones de los socorristas, una situación que se da, cada vez con más asiduidad. Muchos bañistas no tienen ningún reparo en bañarse en zonas prohibidas sobradamente señalizadas “incluso con una bandera roja de cuatro metros que pone prohibido el baño, acompañada de un cartel que indica corrientes peligrosas, hay quienes se bañan igual. Luego hay que rescatarles, y para eso no tenemos explicación”, explica Flórez en Asturias Hoy por Hoy.

Son situaciones puntuales, tampoco es que todo el mundo se bañe en zonas prohibidas y haga oídos sordos a las indicaciones de los socorristas, pero como muestra sirve un botón. Hace unas semanas, durante la celebración de un campeonato de surf Long Board en Salinas, los efectivos de salvamento tuvieron que emplearse a fondo ante la falta de respuesta de los usuarios. Ignacio Flórez reconoce que nunca, en su experiencia profesional, se había topado con una situación igual: “Cientos de personas bañándose por todos los sitios y sin atender a razones. Llegábamos con el quad, advertíamos por la megafonía. Los bañistas salían de la zona peligrosa y a los dos minutos estaban allí otra vez. Y así durante ocho horas”.

Dada esta situación, la pregunta es ¿qué pueden hacer los servicios de salvamento de nuestras playas para atajar tamañas imprudencias? Flórez lo tiene claro: hacer cumplir el Plan de Salvamento del Principado de Asturias que, además, presume de ser uno de los mejores del país: “Cuando alguien se niega a seguir las indicaciones o se pone violento, nos ponemos en contacto con el 112 para pedir la presencia de una patrulla de la Policía local o Guardia Civil, según el caso; y a partir de ahí se puede aplicar la sanción correspondiente según la ordenanza de playas”.

Y aquí llega la cuestión que lleva planteándose desde hace años: si debería dotarse a los socorristas de una mayor autoridad para que puedan imponer sanciones a los bañistas díscolos. El coordinador de salvamento de Castrillón es de los que no ven clara tal medida: “Hay que tener en cuenta que los socorristas de nuestras playas suelen ser estudiantes muy jóvenes con unos cursos de salvamento que no son los más adecuados para luego darles esa responsabilidad a los chavales”.

Podríamos seguir hablando de ello, pero el mejor consejo sigue siendo atender a las indicaciones de los socorristas. Están ahí para velar por nuestra seguridad, dejémosles hacerlo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?