¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Juana Rivas, detenida al reaparecer ante el juez de Granada tras 27 días huida

Juana Rivas ha reaparecido en los juzgados de Granada tras 27 días huida con sus dos hijos, tras incumplir la orden de entregarlos al padre, italiano, y con una condena en 2009 por lesiones en el ámbito familiar cuando la pareja vivía en España

Juana Rivas pide en el juzgado que escuchen a su hijo
Llevaba desaparecida desde el 26 de julio. / ATLAS

Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) que permanecía ilocalizable desde el 26 de julio tras no entregar sus hijos al padre (condenado en 2009 por lesiones en el ámbito doméstico) ha llegado pasadas las 11:10 a los juzgados de Caleta, en Granada capital. Fue su su asesora jurídica y directora del Centro Municipal de la Mujer de Maracena, Francisca Granados, la que a primera hora del día confirmó que acudiría al juzgado.

Juana, recibida con gritos de "Todas somos Juana", fue detenida al llegar a los juzgados por la Policía Nacional y se encuentra a la espera de declarar ante el juez de guardia, ha informado el Tribunal Superior de Justicia andaluz. ya que sobre ella pesaba una orden de detención desde el 8 de agosto. El juez ha decidido retirar el pasaporte a los dos hijos.

En un breve comunicado, el alto tribunal ha precisado que la madre, vecina de Maracena (Granada), ha sido arrestada de acuerdo a la orden vigente de detención y presentación en sede judicial acordada por el Juzgado de Instrucción Número 2 de Granada.

Juana Rivas asegura que sigue confiando en la justicia y pide ayuda al presidente del Gobierno para que sus hijos no vuelvan con el padre. / ATLAS

La detención se ha producido después de que la madre llegara a un aparcamiento público cercano a los Juzgados de La Caleta de la capital granadina, donde ha estado acompañada entre otros por su asesora legal, Francisca Granados.

Rivas, custodiada por la Policía, ha sido introducida en un vehículo policial en el parking público de La Caleta y desde este ha sido trasladada al aparcamiento de los juzgados, en cuyas inmediaciones se concentraban más de un centenar de personas para apoyarla.

Uno de sus hijos quiere "ser escuchado"

Según ha explicado a los periodistas la asesora jurídica de la madre de Maracena, Francisca Granados, la intención de Juana Rivas, tras entregarse es que ella y sus hijos sean escuchados, con la idea de protegerlos, confiando "en todo momento" en el sistema judicial español.

En este momento, Rivas "ha valorado que tenía que venir", pues "sería iluso" pensar que Juana no se ha enterado por ningún medio de que el juez había decretado orden de detención, ha explicado la directora del Centro Municipal de Igualdad de Maracena.

Asimismo, ha dicho que madre de Maracena tiene el "gran encargo" de su hijo de once años, que quiere "ser escuchado", siendo ese el "mensaje" que va a trasladar este martes, con documentación sobre el caso, al tribunal. "Juana no es una prófuga y no va a huir de la justicia", ha concluido Granados.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?