¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Barcelona no tiene miedo

  • Medio millón de personas se han manifestado en el centro de la ciudad condal en repulsa por los atentados de Cataluña
  • Felipe VI y Rajoy han sido recibidos con una pitada a su llegada a la marcha encabezada por la sociedad civil

Medio millón de personas, según la Guardia Urbana, han llenado esta tarde el céntrico Paseo de Gracia de Barcelona bajo el lema “No tinc por”, un grito espontáneo que nació el día después de los atentados en Cataluña y que se ha convertido en el clamor de la ciudadanía en Barcelona y en Cataluña.

La manifestación, encabezada por miembros de los diferentes cuerpos policiales y de emergencias que actuaron durante la trágica jornada del 17 de agosto, ha arrancado con puntualidad a las 18:00 horas, acompañados por los aplausos y las flores, con los colores de la ciudad –rojo, amarillo y blanco-, dedicados por los centenares de personas que se agolpaban en los laterales del paseo. Los aplausos también se han dirigido a los mossos que no estaban participando en la concentración, simplemente se encargaban de la seguridad. “Ni atropellos, ni bombardeos”, “Paz justa”, “Víctimas ni aquí ni allá”, son algunos de los eslóganes que llevaban las pancartas exhibidas por los ciudadanos para demostrar que este terrorismo no va a cambiar su manera de actuar.

Los ciudadanos aplauden y entregan rosas a los mossos que están de servicio en la manifestación / Jaume Serra

Unos metros por detrás de la cabecera se han situado los cargos políticos con el rey Felipe VI, por primera vez en una manifestación, al frente. El rey ha sido el último en llegar al Paseo de Gracia, después de que lo hiciera Mariano Rajoy. Allí le esperaban, también, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau. Juntos se han acercado a la cabecera de la manifestación para aplaudir y para agradecer a los Mossos d’Esquadra, a la Guardia Urbana, a los médicos, los responsables de emergencias, su rápida respuesta tras los atentados.

Pitada al rey y a Rajoy

'El Cant dels Ocells' y aplausos de los manifestantes / Soledad Domínguez

Algunos de los ciudadanos han abucheado, a su llegada, al presidente del Gobierno y al rey Felipe, les han dedicado gritos de “fuera, fuera” y numerosas pancartas que les relacionaba con la venta internacional de armas.

La lectura del manifiesto ha ido a cargo de la actriz Rosa María Sardà y de la activista musulmana Miriam Hatibi, que han hecho una defensa de la diversidad y la convivencia, no sólo en Cataluña, sino en cualquier parte del mundo: “Ninguna expresión de racismo o xenofobia tiene cabida en nuestra sociedad”, “no conseguirán dividirnos porque no estamos solos, somos muchos millones de personas que rechazamos la violencia y defendemos la convivencia en Manchester o en Nairobi, en París y en Bagdad, en Bruselas y en Nueva York, en Berlín y en Kabul”. Se ha tratado de una lectura breve, pero muy emotiva, en la que se ha destacado el trabajo de los cuerpos de seguridad y los equipos de emergencia y, también, el comportamiento de esos ciudadanos, taxistas, comerciantes que dieron refugio a la gente, o los que se acercaron a los hospitales, simplemente, a donar sangre. El manifiesto ha finalizado con el ‘Cant dels ocells’ de Pau Casals, un himno de la paz que ha arrancado el aplauso general en la Plaza de Catalunya.

Hafida Oukabir, hermana de dos de los terroristas, hace lectura de un manifiesto / Anna Punsí

Lecturas emocionadas en Ripoll

En Ripoll también se ha realizado un acto frente a su monasterio en el que se han congregado más de 4.000 personas. También se ha respirado mucha emoción en esta población que ha demostrado buena fe y capacidad para mirar adelante y sobrepasar una situación muy dura para sus vecinos, que eran amigos, conocidos o que habían convivido con los terroristas, que el jueves de los atentados quedaron estupefactos y llenos de rabia por lo ocurrido.

En una esquina de la plaza frente al monasterio estaban los familiares de todos ellos, en una muestra de entereza admirable. Estaban los padres de Younes Abouyaaqoub, el autor material de los atentados en Barcelona. Y ha subido al escenario, ante miles de personas, Hafida Oukabir, hermana de Driss y Moussa, el primero en la cárcel y el segundo abatido en Cambrils. Ha gritado, entre aplausos: “No al terrorismo, no a la violencia y sí a la paz”. Los vecinos de Ripoll han dado muestras de apoyo a estas familias, aunque reconocen que costará superarlo porque el golpe ha sido durísimo en esta población de 10.000 habitantes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?